SEGRE

Nace un proyecto para recuperar la indumentaria de pastor hecha con piel de oveja para evitar que acabe desapareciendo

Les piezas se podrán ver en el Ecomuseu dels Pastors en Llessui, en el Pallars Sobirà

El maestro artesano Edu Marín muestra una piel de ovejaMarta Lluvich / ACN

Publicado por
acn 

Creado:

Actualizado:

Cada vez quedan menos pastores que sepan trabajar la piel de oveja para hacerse la indumentaria como las mochilas, las fundas de paraguas o los delantales para protegerse del frío y la lluvia. Con el objetivo que no se pierda este legado de la indumentaria de pastor hecha con piel de oveja, el Ecomuseu dels Pastors en Llessui, en el Pallars Sobirà, el Ecomuseu de les Valls d'Àneu, y el maestro artesano Edu Marín, están trabajando en un proyecto de recuperación de toda esta vestimenta. Marín ha dicho que es una cultura que está poco documentada de la que ya quedan pocos informantes. Recuperar y enseñar estas piezas al Ecomuseo de los Pastores es el principal objetivo pero para Marín el sueño sería ver que algún pastor en activo la vuelve a utilizar.

Una capa hecha con piel de oveja que los pastores se ponían en la espalda para protegerse del frío y la lluvia.Marta Lluvich / ACN

En el Ecomuseo de los pastores ya hay una pequeña muestra de piezas, que con el paso del tiempo algunas se han estropeado y que hay que volver a hacerlas. El encargado será Edu Marín, recientemente reconocido con el título de maestro artesano, quien regenta un taller de cuero en Peramea, en el Pallars Sobirà, dónde con técnicas artesanales mantiene este antiguo oficio.

Indumentaria de pastor

La primera pieza de indumentaria de pastores que aprendió a hacer Marín, ahora hace más de quince años, fue una mochila de pastor que sirve para llevar la comida y mantiene el pan blando y la bebida fresca. El pastor se la cuelga en la espalda quedando muy bien sujetada con correas.

Una mochila de pastor hecha con piel de ovejaMarta Lluvich / ACN

Entre otras piezas que se están recuperando y el Ecomuseo de los pastores expone están el pelló, la baticola, el culero, el embolso o el delantal. El pelló es trata de una manta hecha con varias pieles de oveja. Poniéndola sobre un montón de hierba seca servía como cama para descansar y protegía de la humedad y el frío. La baticola era una chaqueta de piel con la lana hacia fuera que servía para cubrir la espalda. Es la pieza más primitiva de en vestimenta pastoral. Y el delantal es una pieza que cubre la parte superior del tronco y los muslos hasta las rodillas.

El culero es una pieza pequeña con la parte lanuda hacia fuera para protegerse, cuando se sentaban, de la humedad del suelo. Se empezaron a utilizar al dejar de hacerse servir las bragas de piel. La funda del paraguas y la tira para colgárselo en la espalda también se elaboraba con piel.

El Ecomuseu de les Valls d'Àneu tiene una veintena de piezas antiguas en su fondo entre mochilas, chalecos y pellons. Estas piezas las ha aportado el Ecomuseu para poder reproducirlas así como referencias escritas y gráficas provenientes del fondo Ramon Violant i Simorra que está depositado en el Ecomuseu.

Maria Pou, técnica del Ecomuseu dels Pastors de Llessui ha resumido que este proyecto quiere recuperar un legado pastoral ya perdido y enseñarlo. Pou ha recordado que la primera sala del Ecomuseu ya muestra algunas de estas piezas.

tracking