SEGRE

LLEIDA

Un viaje hacia París demasiado largo: se cumplen 10 años de la candidatura de la Seu Vella a Patrimonio Mundial de la Unesco

Se han cumplido 10 años desde que la Paeria presentó de forma oficial la candidatura de la Seu Vella a Patrimonio Mundial de la Unesco

Este 2024 está prevista una nueva revisión del dossier

La delegació lleidatana va lliurar el febrer del 2014 el dossier de la candidatura al conseller de Cultura.

La delegación leridana entregó en febrero de 2014 el dossier de la candidatura al conseller de Cultura. - HERMÍNIA SIRVENT/PAERIA

Creado:

Actualizado:

En:

“La Seu Vella viaja hacia París”. Así titulábamos en SEGRE la noticia del inicio del procedimiento oficial para la inscripción del Turó de la Seu Vella en la lista indicativa del Patrimonio Mundial de la Unesco. Sabíamos que sería un viaje largo y repleto de curvas, pero ni los más pesimistas pensaron que pasarían tantos años desde aquel 10 de febrero de 2014. 

Exacto, toda una década y el posible reconocimiento final del monumento más significativo de Lleida sigue siendo una quimera. Aquel 10 de febrero de 2014, la Paeria, con el entonces alcalde al frente, Àngel Ros, registró la solicitud en un acto en el departamento de Cultura de la Generalitat, presidido entonces por el conseller Ferran Mascarell. 

Ros le entregó la memoria de la candidatura, aprobada por el pleno municipal del ayuntamiento de Lleida diez días antes, el 31 de enero de aquel año. Aquel día, Ros se mostró optimista en conseguir el sello de la Unesco para el Turó, pero también advirtió con cautela que “lo lógico es pensar en un plazo de entre cinco y diez años”. 

Pues bien, este plazo se ha cumplido y seguimos donde estábamos. De hecho, el Govern presentó el mes pasado un informe sobre las actuaciones en estos últimos diez años para que el Turó de la Seu Vella sea reconocido como Patrimonio de la Humanidad. Con un anuncio: este 2024 se iniciará la revisión de la memoria y su adecuación a la nueva normativa de la Unesco con el objetivo de “explorar nuevas vías para alcanzar el éxito de la candidatura”.

Aquel viaje hacia París, donde se alza la sede principal de la Unesco, comenzó rápido. El 29 de enero de 2016, el Turó de la Seu Vella se inscribió en la Lista Indicativa Española, en la categoría de paisaje cultural y con un enfoque metodológico de las recomendaciones del paisaje histórico urbano.

En marzo de 2018, el departamento de Cultura presentó de nuevo la propuesta, que fue analizada el 12 y 13 de abril de aquel año por el Consejo del Patrimonio Histórico, que reclamó que se profundizara en el estudio comparativo para justificar así el valor excepcional del bien cultural leridano. El 1 de marzo de 2019, se volvió a enviar al ministerio de Cultura para una nueva valoración del Consejo. 

La respuesta ya dejó entrever que el camino hacia París no sería para nada coser y cantar: manifestaron la dificultad que tenía la candidatura de la Seu Vella para prosperar atendiendo a los criterios de admisión de la Unesco. 

Finalmente, en abril de 2021 el Consejo acordó prorrogar por un período de 5 años a partir de 2022 la presentación de nuevas candidaturas a Patrimonio Mundial, una directriz que la conselleria de Cultura aceptó, aprobando además adecuar la redacción del proyecto a la nueva propuesta de la Unesco. Por eso, este 2024 se iniciará la revisión del dossier con la vista puesta en un horizonte que, como mínimo, se ha alargado ahora hasta el 2027.

Los Amics de la Seu Vella plantearon la idea ya en 2001

Han pasado 10 años del inicio oficial de la tramitación de la candidatura, pero la idea de que la Seu Vella fuera declarada Patrimonio Mundial ya ha cumplido más de dos décadas. Fue la asociación de los Amics de la Seu Vella la que lanzó esta idea en su anuario ¡en el 2001! Aquel simple deseo comenzó a resonar con fuerza en 2003, con motivo del 800 aniversario de la primera piedra de la antigua catedral de Lleida. El año siguiente se aprobó la propuesta, pero se tardaron más de 9 años en tener listo el dossier de la candidatura. En total, un largo viaje hacia París de más de 23 años, que la sociedad civil leridana confía en que no se convierta en un viaje a ninguna parte.
tracking