SEGRE

ATLETISMO DEPORTE SOLIDARIO

Correr por la igualdad

Elena Aguilar, durante una visita a un colegio infantil de la ciudad india de Bombay.

Elena Aguilar, durante una visita a un colegio infantil de la ciudad india de Bombay.SEGRE

Publicado por

Creado:

Actualizado:

El deporte no es solo competición y la historia de la leridana Elena Aguilar es una buena prueba de ello. Sin experiencia en el ‘running’, esta farmacéutica de 28 años que trabaja como ‘project manager’ en una empresa de cosmética, correrá el 10 de febrero la media maratón de Barcelona con el propósito de luchar contra la discriminación y la desigualdad de las niñas y mujeres de la ciudad india de Bombay. Para ello, se ha inscrito en la carrera en la categoría de dorsal solidario. La organización le regala la inscripción a cambio de que recaude 500 euros a través de la plataforma de crowdfunding, migranodearena.org. En apenas un par de semanas ya lleva 850 euros recaudados cuando faltan más de 20 días para la carrera. El dinero irá destinado a la ONG Sonrisas de Bombay.

El amor de Elena por la India surgió a través de su abuela, quien le prestó un libro titulado “La pasión india”, que narra la historia real de una bailarina española que se casó con el maharajá de Kapurthala. “Allí empezó mi interés por esa cultura y hace dos años decidí irme sola allí. Tenía algo de miedo por lo que cuentan de la inseguridad que hay, pero me enamoré definitivamente de la India”, explica. Poco tiempo después de aquel corto viaje de 10 días, leyó un segundo libro “Mujeres de Bombay” de Jaume Sanllorente, fundador de la ONG Sonrisas de Bombay y regresó al gigante asiático, esta vez ya en clave solidaria. Pisó las calles de los ‘slums’ o chabolas, visitó colegios y conoció de cerca los proyectos de Sonrisas de Bombay. “Visité un centro donde solo hay niños de entre 2 y 4 años víctimas de tráfico humano. Sus madres son, en su mayoría, niñas que fueron vendidas por su familia a mafias por 70 euros y que acaban en redes de prostitución”. Tras la media maratón quiere seguir con su cruzada. “Hay muchas ideas y menos tiempo del que me gustaría, pero vale la pena”, asegura.

Elena Aguilar, durante una visita a un colegio infantil de la ciudad india de Bombay.

Elena Aguilar, durante una visita a un colegio infantil de la ciudad india de Bombay.SEGRE

tracking