SEGRE

DEPORTES

Decepción en Gijón

El Vila-sana cae ante el Telecable en un partido que se le puso cuesta arriba en el primer minuto y pierde también el average con las asturianas

Victòria Porta anotó de penalti los dos goles del equipo, pero no fue suficiente ante un rival serio y un mal arbitraje

Flor Felamini controla una bola amb l’asturiana Marta Piquero darrere.

Flor Felamini controla una bola con la asturiana Marta Piquero a su espalda. - AREA 11

Publicado por
REDACCIÓ XXII

Creado:

Actualizado:

El Vila-sana topó de nuevo con su particular ‘bestia negra’, el Telecable Gijón, que se impuso por 4-2 en un partido que se les complicó a las del Pla d’Urgell desde el primer minuto de partido y en el que no pudieron superar la consistencia del equipo local, su mayor acierto ante puerta y un mal arbitraje, que no aplicó el mismo criterio a los dos equipos. Permisivo con el juego del Gijón y muy riguroso con las acciones del Vila-sana, pitó la décima falta de las leridanas a falta de seis minutos, mientras que el equipo local acabó el partido solo con seis faltas en contra. El equipo de Lluís Rodero, además, perdió el average con las asturianas, que en la primera vuelta cayeron en el Municipal de Vila-sana por 4-3. En otro partido destacado de la jornada, el Palau de Plegamans venció 4-1 al Fraga, con lo que las barcelonesas son líderes sólidas, con 46 puntos, mientras que Vila-sana y Gijón están empatados a 40 y el Fraga es cuarto en la tabla con 39.

El partido empezó mal para el Vila-sana. Puso la bola en juego, pero la perdió en ataque y la rápida contra del Telecable acabó con penalti y tarjeta azul para Victòria Porta. Sara Roces no perdonó en su lanzamiento y puso el 1-0 en el marcador. El Vila-sana quiso equilibrar el marcador rápidamente, pero ello la llevó a precipitarse y a perder bolas que provocaban rapidísimas y peligrosas contras de equipo local, lo que fue una tónica durante todo el partido. El equipo de Rodero tuvo mucha llegada, pero sus ataques no encontraban remates claros y, cuando la bola iba a puerta, ahí estaba Fernanda Hidalgo para evitar el gol.Luchi Agudo y Laura Barcons lo intentaron en el minuto 3, pero Marta Piquero, en otra contra, estuvo cerca de marcar de nuevo para las locales. El partido era intenso, en todos los sentidos, con duelos que hacían saltar chispas, como el de Dai Silva y Marta Piquero, a las que el árbitro tuvo que llamar al orden en la segunda parte. El Vila-sana apretaba, como en sendos remates de Luchi Agudo (8’) y Victòria Porta (10’), pero el Gijón tenía más claridad en sus ataques. Anna Salvat volvió a evitar el gol en una doble ocasión local en el minuro 12 pero dos más tarde, en el 14, Ana Catarina firmaba el 2-0 con el que se llegó al final de la primera parte.En la reanudación, el partido mantuvo el guion. Un Gijón que presionaba fuerte y generaba mucho peligro ante un Vila-sana que se iba cargando de faltas y que no encontraba el camino del gol. A falta de 15.44 ya tenía nueve faltas en contra. Poco antes, Victòria Porta no acertó en una clara ocasión de gol.El partido dio un giro en dos minutos. En el 36 Ana Catarina lanzaba la bola al poste y en el minuto siguiente Victòria Porta encaraba puerta y era derribada. El árbitro pitó penalti y ella misma se encargó de transformar el 2-1 (37’). Quedaban doce minutos por delante pero las esperanzas se apagaron de nuevo en el 38 con el 3-1 anotado por Sara Roces en un durísimo lanzamiento que superó a Salvat.Cayó la temida décima falta y Marta Piquero la aprovechó para poner el 4-1 en el minuto 44. Un nuevo penalti transformado por Victòria Porta puso el 4-2 en el 47, pero quedaba poco tiempo y el Gijón supo defender muy bien su renta y consiguió superar de nuevo a las del Pla d’Urgell.

Rodero: “El árbitro no nos ha mirado igual a los dos equipos”

El entrenador del Vila-sana, Lluís Rodero, se mostró muy descontento con la actuación del árbitro, al que reprochó que no aplicó el mismo criterio a los dos equipos. “El arbitraje ha sido muy malo. No es una excusa, pero no nos ha mirado igual a los dos equipos. Ellas han jugado muy fuerte y han acabado el partido con seis faltas y a nosotras a la mínima nos pitaba falta”, se quejó.En cuando al partido cree que “teníamos que estar más concentradas”. Después de encajar el 1-0 antes del primer minuto de partido “parecía que teníamos que resolverlo ya, cuando quedaban muchísimos minutos por delante. Nos ha costado encontrar el punto de tranquilidad necesario”, aseguró.“Hemos jugado con mucha precipitación, es verdad que hemos tenido muchas llegadas, pero pocas ocasiones claras. No hemos estado bien en las transiciones y en ataque nos ha faltado poner a su portera en más problemas. Son cosas a mejorar, porque hemos fallado ocasiones muy claras”, concluyó Rodero.

tracking