SEGRE

BARCELONA

Soteras, imputado

Los Mossos registran la sede de la Federación Catalana, a petición de un juzgado de Sabadell, por un presunto fraude en las elecciones

Entre las denuncias hay algunas de clubes leridanos

Dos agents dels Mossos entrant ahir a la seu de la Federació Catalana de Futbol a Barcelona.

Dos agentes de los Mossos entrando ayer en la sede de la Federación Catalana de Fútbol en Barcelona. - GERARD HOYAS

Publicado por

Creado:

Actualizado:

En:

Los Mossos d’Esquadra registraron ayer la sede principal de la Federación Catalana de Fútbol (FCF), en Barcelona, por presunto fraude electoral. Según el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), la actuación policial se efectuó por la petición del juzgado número 2 de Sabadell en una causa secreta que investiga delitos de falsedad en documento público y privado, así como administración desleal. El registro terminó cerca de las 9 de la noche con el presidente de la FCF Joan Soteras abandonando la sede en calidad de investigado y con las últimas unidades de Mossos cargados con cajas y documentos. La policía también retiró el móvil a personas relacionadas con el caso. Entre los investigados, además de Soteras, están su asesor, Álvaro Montoliu; el director general José Miguel Calle o el jefe del gabinete de presidencia, Alberto Prieto que, además, es presidente del Santfeliuenc.

Los comicios electorales a la FCF se tuvieron que celebrar en dos ocasiones, debido a la impugnación realizada en mayo de 2022 por uno de los candidatos, que denunció irregularidades en el censo electoral. Las elecciones se repitieron en febrero de 2023 por orden del Tribunal Catalán del Deporte (TCE).Tras las últimas elecciones, celebradas el 13 de febrero de 2023, Juanjo Isern, otro de los candidatos, volvió a presentar una denuncia ante el TCE alegando la inelegibilidad de Soteras y el resto de su candidatura al considerar que todos ellos ejercieron ilegítimamente su cargo durante buena parte del proceso electoral. Después de que el TCE desestimara este último recurso, Isern denunció el caso ante el TSJC.Además de Isern, al menos una docena de clubes de fútbol y fútbol sala de toda Catalunya presentaron denuncia, entre ellos algunos leridanos como la presentada en la comisaría de Mollerussa por presunta falsificación de actas y suplantación de firmas, según futbolcatalunya.com. Según pudo saber este diario, al menos doce clubes de Lleida habrían reconocido que aparecería una firma que no correspondería con la persona que emitió el documento. El delegado en Lleida y vicepresidente de la FCF, Josep Maria Espasa, declaró a este diario tener “una tranquilidad absoluta a la espera del desarrollo del proceso”.

El Govern ya pidió su dimisión por el beso de Rubiales

Cabe recordar que el Parlament de Catalunya y el propio Govern ya pidieron la dimisión de Joan Soteras al mostrarse muy tibio con el beso no consentido del entonces presidente de la Federación Española Luis Rubiales a Jenni Hermoso, al que incluso justificó, aunque luego rectificó. El Govern llamó primero al orden a Soteras, a quien reunió con la consellera de Presidència, Laura Vilagrà, para pedirle explicaciones. Posteriormente, la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, llegó incluso a pedir la dimisión del dirigente, afirmando que no era la persona “adecuada” para ejercer el cargo por no haber tenido “la contundencia ni las formas (ante la actitud de Rubiales), ni haber representado el sentir mayoritario de la sociedad”. Incluso el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, reclamó a Soteras una mayor contundencia contra Rubiales. Mientras tanto, el presidente de la Federación Catalana de Fútbol siempre se mostró tranquilo al saber que el Govern no podía actuar en su contra al ser la suya una entidad privada.

tracking