SEGRE

LOS DETALLES

Paso atrás

El Vila-sana cae por la mínima ante el líder Palau de Plegamans en un duelo muy reñido que se decantó con un gol de Colomer a la salida del descanso

El equipo del Pla d'Urgell puede caer de la segunda a la cuarta plaza si Telecable y Fraga ganan sus partidos

L’àrbitre ensenya la targeta blava a Gimena Gómez, per una clara falta a 2:30 del final.

El árbitro enseña la tarjeta azul a Gimena Gómez, por una clara falta a 2:30 del final. - CLARA LIÁÑEZ

Publicado por
REDACCIÓ XXII

Creado:

Actualizado:

El Vila-sana cayó ayer por la mínima (0-1) ante el líder intratable de la OK Liga Femenina, el Palau de Plegamans, que encadenó su decimotercera victoria seguida en Liga, tras decidir un choque muy igualado con un disparo lejano de Mariona Colomer a la salida del descanso. Con su derrota, la segunda seguida en Liga, el Vila-sana ve peligrar su segunda plaza, ya que si Telecable y Fraga ganan sus partidos de esta jornada, que juegan mañana y el próximo miércoles, respectivamente, harán caer a las del Pla d’Urgell a la cuarta plaza.

El equipo leridano descansa el fin de semana, pero se decidirá su futuro en Europa en el Benfica-Fraga El equipo barcelonés sumó ayer en Vila-sana su decimotercer triunfo seguido en Liga

El arranque del partido demostró que ambos equipos salían con la voluntad de minimizar riesgos. Así, las posesiones largas fueron un constante en ambos lados de la pista y las ocasiones llegaron en cuentagotas. Nadie podía correr, así que la mayoría de ataques se definían con tiros lejanos. Lo intentaron las locales Luchi Agudo y Dai Silva, antes de que Victòria Porta reclamara un agarrón cuando se adentraba al área que el árbitro no señaló.El Palau pidió tiempo muerto y a la salida se hizo con el control de la bola, aunque se topaba una y otra vez con la seria defensa local, bien complementada por Anna Salvat en la portería. La guardameta apareció en la ocasión más franca del Palau, un mano a mano ante Fontdegloria tras una pérdida de Victòria Porta en el 15.En el tramo final de primera mitad, el equipo barcelonés vivió más cerca de la portería del Vila-sana, pero solo puso a prueba a Salvat dos veces más, en acciones de Casaramona y Fontdeglòria. El Vila-sana se sentía cómodo en defensa pero puso una marcha más en los últimos minutos para acechar la portería rival. Así fue como Laura Vicente tuvo que intervenir en una acción rápida de Barcons, que precedió a otro intento desviado de Luchi Agudo.La segunda parte empezó mal para las del Pla d’Urgell, porque uno de los numerosos tiros lejanos del Palau acabó en el 0-1, obra de Colomer. El Vila-sana acusó el golpe y entró en un tramo de imprecisión, pese a que Luchi Agudo tuvo el empate justo después de encajar con un remate que se topó con Vicente.Muchos de los ataques locales acababan en pérdidas, que le cedían el control de la bola a un Palau que no tenía ninguna prisa y rozó el 0-2 en diversas definiciones de Casaramona. La más clara fue a falta de 13 minutos, en un contragolpe que Anna Salvat desbarató con una valiente intervención.En busca de los puntos, el Vila-sana subió líneas y aumentó el ritmo. Por ello, dejó más espacios atrás, propiciando algunas ocasiones de un Palau que buscaba bajar el ritmo alargando sus ataques. En contrapartida aumentó el volumen ofensivo, llegando a rozar el empate con una doble ocasión de Gimena y Maria Porta, que paró Laura Vicente. Sin embargo, a 2:30 para el final, Gimena vio la tarjeta azul y, aunque Florenza no sentenció en la falta directa, obligó a las leridanas a jugar en inferioridad hasta los últimos 30 segundos. Pese a ello, Victòria Porta tuvo una ocasión clara para igualar el duelo, pero la meta visitante volvió a aparecer para sellar el triunfo del líder ante un Vila-sana que no jugará el fin de semana, pero estará atento al Benfica-Fraga del domingo, donde necesitan que el equipo aragonés puntúe o una goleada local para seguir vivas en la Champions.

Lluís Rodero: “No hemos sido el Vila-sana que queríamos ser”

El técnico del Vila-sana, Lluís Rodero, asumió que “es una derrota ante un equipo con el que estás muy igualado y que puede pasar”, aunque lamentó que “en la segunda mitad hemos dado un paso atrás en defensa. No hemos conseguido ser el Vila-sana que queríamos ser”. En el apartado ofensivo, apuntó que “nos ha faltado jugar más sin balón y además la tarjeta azul final nos condena, porque venimos de un viaje largo el fin de semana (en Gijón) y se nota el desgaste”. Asimismo, dijo que “no quiero pensar” en el Benfica-Fraga del domingo y solo deseó que “tengamos suerte para seguir adelante”.

tracking