SEGRE

ENTIDADES INSTALACIONES

SOS del CN Tàrrega

La entidad insiste en que se siente discriminada por el ayuntamiento al no aumentarle la ayuda a 30.000 €

Su presidenta dice que cumplen los requisitos

Imatge del ple municipal del 29 de febrer al qual van assistir nombroses persones del CN Tàrrega.

Imagen del pleno municipal del 29 de febrero al que asistieron numerosas personas del CN Tàrrega.

Publicado por

Creado:

Actualizado:

El Club Natació Tàrrega, a través de su presidenta Carol Vidal, insistió ayer en declaraciones a SEGRE sentirse discriminado por el ayuntamiento a la hora de conceder subvenciones comparándolo con entidades deportivas similares. El club, que celebra este año su 75 aniversario y cuenta con 390 deportistas de tres disciplinas (natación, baloncesto y kárate), atraviesa por una situación económica delicada, pero, según Vidal, “en ningún caso tenemos un problema estructural como quiere hacer creer el ayuntamiento, sino que es coyuntural y estamos trabajando para poder hacer frente a estos gastos adicionales de los dos próximos años mediante diversas líneas de trabajo”.

Cabe recordar que el 29 de febrero el pleno del ayuntamiento desestimó la moción que presentó Junts per Tàrrega solicitando incrementar la subvención que recibe la entidad, con los votos en contra del equipo de gobierno (ERC, CUP y PSC). El concejal de Deportes, Silveri Caro (PSC), argumentó que siempre han estado junto al club y que un aumento de la subvención no resolvería “el problema estructural que sufre”. 

El CN Tàrrega ya había presentado una instancia en el consistorio solicitando un incremento en su ayuda anual de 15.000 a 30.000 euros, la cual le fue denegada. “Como club social no entendemos esta respuesta porque el ayuntamiento tiene superávit y nosotros cumplimos con los requisitos que aparentemente se utilizan para dar subvenciones, como son el número de deportistas y con el añadido que en nuestra entidad tenemos paridad de género”, señaló Carol Vidal. La situación delicada deriva de la liquidación de 5 años de IBI que no se bonificaron, con un importe de 40.000 euros, un préstamo del ICF de 60.000 euros para poder sobrevivir durante la Covid, un préstamo para poder seguir practicando la natación, por el cierre de las piscinas cubiertas en Tàrrega (44.000 euros), la reforma de los vestuarios (20.000 euros) y un préstamo por una sanción de Hacienda por el IVA. “Nos queda poco para poder hacer frente a lo que nos queda por pagar”, recordó Vidal.

La presidenta añadió que “no aceptamos que desde el ayuntamiento los contratos de alquiler y la bonificación del IBI que nos hacen, se consideren una ayuda; primero, porque en los contratos de alquiler no podemos desempeñar las actividades y debemos desplazarnos a otros espacios y, por otra parte, todas las entidades sin ánimo de lucro tienen bonificado el IBI”. Vidal concluyó asegurando que “el ayuntamiento no dispone de ordenanza reguladora a la hora de conceder estas subvenciones a las entidades de nuestro municipio, algo muy poco coherente si se quieren mantener unos criterios de transparencia”.

tracking