SEGRE

LLEIDA

Festival triplista

El ICG Força Lleida suma la decimoctava victoria para seguir arriba gracias a su acierto desde los 6,75

Los leridanos se rehicieron tras encajar un 2-19

Jaume Lobo, letal des de la llarga distància, llança a cistella pressionat per McGrew.

Jaume Lobo, letal desde la larga distancia, lanza a canasta persionado por McGrew. - POL PUERTAS

Publicado por
Xavier Pujol

Creado:

Actualizado:

En:

El ICG Força Lleida no faltó a su cita con la victoria en el Barris Nord y sumó la decimoctava de la temporada para seguir opositando a conseguir el factor pista en el play off y, por qué no, al ascenso directo a la ACB. Los leridanos fueron ayer una montaña rusa, especialmente en la primera parte, donde lograron una renta de 14 puntos pero dieron vida al Fuenlabrada tras encajar un parcial de 2-19 en el segundo cuarto. Por suerte, el Força Lleida volvió a su mejor versión y a base de triples, sobre todo de Varela, Lobo y Matulionis, desarbolaron por completo al cuadro madrileño (90-73).

La puesta en escena del equipo de Gerard Encuentra fue pletórica, con una defensa intensa que ahogó por completo a los madrileños –perdieron cuatro balones en apenas 4 minutos– y una gran lucidez en ataque, lo que les permitió endosarle un 8-0 a un Fuenlabrada un tanto empanado. Toni Ten tuvo que parar el partido al poco de superar el ecuador del cuarto porque el ICG Lleida dominaba claramente el marcador y el juego, con Cameron Krutwig dominando la zona y exhibiendo sus dotes de pasador, como una asistencia de espaldas para que Simeunovic estableciera el 13-6.Tuvieron opciones los leridanos de ampliar más su cuenta, pero no tuvieron suerte –un triple de Brito para el 16-6 se salió de dentro del aro– y el Fuenlabrada, que hasta entonces sobrevivía de los dos triples de Swing, reaccionó de la mano de Mateo Díaz, que imprimió otro aire al juego. Los madrileños, con McGrew también haciendo mucho daño en la pintura, lograron situarse a un punto (18-17), pero los leridanos tuvieron un arreón final y cerraron el periodo con cinco puntos arriba (23-18).En el segundo asalto el Força Lleida se desmelenó en ataque y con tres triples, dos de ellos de Vega, que ya llevaba uno del primer cuarto, situaron la renta por encima de la decena (34-23) y obligaron a Ten a parar de nuevo el partido. Nada más salir del tiempo muerto, despiste y Lobo lo castigaba con una bandeja para poner 13 puntos arriba a su equipo (36-23). Parecía que el duelo tenía visos de romperse, pero nada más lejos de la realidad. Swing metió su tercer triple de la noche y ahí comenzó la operación remontada del Fuenlabrada, que mejoró mucho sus porcentajes de tiro mientras que el ICG Lleida entró en barrena. Encuentra tuvo que parar el partido con 36-31, pero ni con esas reaccionó el equipo. Tampoco lo hizo tras dos técnicas seguidas a los madrileños, que completaron un parcial descomunal de 2-19 que les puso cuatro puntos por encima (38-42), aunque al descanso se llegó en tablas (42-42) gracias al empuje de Villar.Comenzaba otro partido y, por lo visto de inicio, el Força Lleida lo traía mejor preparado de los vestuarios. Pese al 2+1 de Swing que situaba al Fuenlabrada de nuevo por delante (42-45), el conjunto de Gerard Encuentra volvió a tomar la directa. Simeunovic volvió a ser importante con cinco puntos seguidos que dieron la vuelta al marcador (49-45), ahora ya de forma definitiva. Tres técnicas seguidas al cuadro madrileño, dos por protestar y una por flooping, hicieron más grande la herida, que llegó a los 14 puntos al final del tercer periodo (71-54) después de dos triples postreros de un Varela más anotador ayer que director. Pero después de lo visto en el segundo cuarto, la victoria aún no estaba cerrada, pero pronto lo estuvo después de un arranque de último cuarto demoledor desde más allá de la línea de 6,75. Dos triples de Lobo, el primero con tiro adicional, y otro de Matulionis firmaron un 10-0 de salida que elevó la renta hasta los 27 puntos (81-54) que confirmaba la decimoctava victoria del curso. Los ocho minutos restantes de partido ya no tuvieron historia y Gerard Encuentra los aprovechó para dar minutos Cuéllar y al canterano Dabo.

tracking