SEGRE

HOSTELERÍA SERVICIOS

Las terrazas de bares en la capital se disparan hasta las 640, un 14% más que en 2017

La mayoría, 433, se concentran en Pardinyes, Centro Histórico, Universitat, Cappont, Clot y Balàfia

Las terrazas de bares proliferan en la ciudad de Lleida.

Las terrazas de bares proliferan en la ciudad de Lleida.LLEONARD DELSHAMS

Creado:

Actualizado:

La ciudad de Lleida tiene cada vez más terrazas de bares y más grandes. Según cifras facilitadas por la Paeria, a 31 de mayo había autorizadas 640 terrazas con una ocupación media de la vía pública de 10 metros cuadrados, cuando el año pasado eran 560 y 8, respectivamente. La progresión ha sido exponencial desde la entrada en vigor de la ley antitabaco en 2011 que prohibió fumar en el interior de los locales. Entonces, había ‘solo’ 286 terrazas, de manera que el incremento ha sido del 123%, es decir, en siete años se han más que doblado.

Seis barrios aglutinan la mayoría de terrazas, 433, y el que actualmente concentra un mayor número es Pardinyes, con 92, doce más que el año pasado. Le siguen el Centro Histórico con 85 (diez más), Universitat con 74 (nueve más), Cappont con 63 (trece más), Príncep de Viana-Clot con 60 (siete más) y Balàfia con 59 (nueve más). La Bordeta tiene 46 terrazas (seis más), en Instituts-Templers hay 32, igual que en Xalets-Humbert Torres (dos más que en 2017 en esta última zona) y en Camp d’Esports, 31. Asimismo, la Mariola se mantiene con 25 y en Rambla Ferran-Estació hay 23, tres más que el año pasado. El Secà de Sant Pere gana dos y llega a 12, en Llívia tienen dos y hay cinco más en otras zonas que el ayuntamiento no concreta.

El ‘boom’ de las terrazas en la capital se inició con la prohibición de fumar en los locales públicos en 2011 y en un año se pasó de 286 a 490 (en 2012). La ley antitabaco propició también que los hosteleros instalaran terrazas durante todo el año, en lugar de solo los meses de verano como era habitual hasta entonces, para mantener o ganar clientela. Otro de los motivos que explican el incremento progresivo de las terrazas es la moda de tomar el vermut, que se comenzó a recuperar en los últimos años y ya se ha consolidado. Además, las terrazas también han ido ganando importancia en el ocio nocturno, razón por la cual la Federación de Hostelería llevaba tiempo reclamando a la Paeria ampliar el horario, reivindicación que finalmente ha sido atendida en parte. Así, hasta el próximo 29 de septiembre podrán cerrar media hora más tarde (a la una de la madrugada) solo de lunes a jueves. En fin de semana, en cambio, deberán seguir cerrando a las dos, como ahora. Después de hablar con residentes en zonas con terrazas, el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Toni Baró, mostró su disconformidad con la prolongación del horario, como publicó este diario.

División de opiniones entre hosteleros sobre el horario La posibilidad de cerrar las terrazas media hora más tarde de lunes a jueves ha sido recibida por los hosteleros con diversidad de opiniones. Algunos de zonas concurridas por la noche consultados por este diario creen que treinta minutos más es demasiado poco y piden una mayor flexibilidad. En cambio, otros también situados en barrios con muchas terrazas indicaron que prefieren cerran antes del horario límite para evitar quejar vecinales. Varios criticaron el coste de la tasa por tener terraza.

tracking