SEGRE

TRIBUNALES SENTENCIA

Condenado a un año de prisión por amenazar al testigo de un juicio

El procesado dejó una servilleta con una navaja en el establecimiento de la víctima para que no declarase en su contra|| La Audiencia también le impone una multa

Vista general de la sede judicial en el Canyeret.

Vista general de la sede judicial en el Canyeret.SEGRE

Publicado por

Creado:

Actualizado:

La Audiencia de Lleida ha condenado a un hombre a un año de prisión por amenazar a un testigo para que no declarara en su contra durante un juicio que tenía pendiente. De esta forma, el tribunal rechaza el recurso interpuesto por el procesado y confirma la pena impuesta en primera instancia por el juzgado de lo Penal 1 de Lleida por un delito de obstrucción a la justicia. Además, le impone el pago de una multa de 1.440 euros. En primera instancia se absolvió a otro acusado por estos hechos. Según la sentencia de la Audiencia, los hechos ocurrieron en mayo de 2016 cuando el acusado arrojó en el establecimiento de la víctima una servilleta que envolvía una navaja y que contenía amenazas contra esta persona si insistía en acudir al juicio pendiente que tenía contra él. El denunciante explicó que en el momento de los hechos no se encontraba en el establecimiento y que la nota con la navaja la recibió uno de sus trabajadores que conocía al acusado.

Unas declaraciones a las que el tribunal otorga plena credibilidad al señalar que la víctima “mantuvo su versión de lo ocurrido” durante todo el proceso judicial y que su versión fue corroborada por el testimonio del trabajador que recibió el paquete en cuestión. Según este empleado, el acusado se presentó en el establecimiento preguntando por la víctima al tiempo que le lanzó una bolsa pidiéndole que se la hiciera llegar a su jefe, como así hizo. Por todo ello, la Audiencia rechaza el recurso presentado por el procesado y en el que alegaba que no hay ninguna prueba de cargo que anule la presunción de inocencia. El tribunal ve probada la autoría del delito por los testimonios de la víctima y del trabajador que recibió la nota con las amenazas. De esta forma, confirma la pena impuesta de un año de prisión por un delito de obstrucción a la justicia, además de una multa de 6 meses con una cuota diaria de 8 euros. La sentencia no es firme y contra ella cabe recurso.

Una veintena de denuncias por obstrucción a la justicia en Lleida Los Mossos d’Esquadra registraron el año pasado una veintena de denuncias en las comarcas de Ponent por delitos de ostrucción a la justicia y deslealtad profesional. Asimismo, en 2018, la Policía arrestó a tres personas por este hecho delictivo. Las denuncias por obstrucción a la justicia se mantienen estables en Ponent. El Código Penal establece penas de prisión de uno a cuatro años y una multa de seis a 24 meses para aquel que “con violencia o intimidación intentare influir directa o indirectamente en quien sea denunciante, parte o imputado, abogado, procurador, perito, intérprete o testigo en un procedimiento para que modifique su actuación procesal”. Así se refleja en el artículo 464, que establece que la pena debe establecerse en la mitad superior si se consigue el objetivo de la amenaza.

tracking