SEGRE

ECONOMÍA EXPEDIENTES

El ayuntamiento de Lleida sanciona a una conductora con 4.001 euros por ejercer de taxista pirata

La Guardia Urbana la paró mientras llevaba a dos pasajeros, que reconocieron a los agentes que contrataron sus servicios

Las asociaciones del sector denuncian que desde hace años sufren estas prácticas

Imatge d’arxiu de la comissaria de la Guàrdia Urbana, situada al carrer Salmerón.

Imagen de archivo de la comisaría de la Guardia Urbana, situada en la calle Salmerón. - SEGRE

Publicado por

Creado:

Actualizado:

En:

El ayuntamiento de Lleida ha sancionado con 4.001 euros a una conductora que fue cazada en mayo del año pasado por la Guardia Urbana trabajando como taxista pirata. Los hechos tuvieron lugar el día 7 de ese mes a las 6.09 horas, cuando dos agentes de la Policía Local pararon a un coche a la altura de la calle Cogul, ya que “constaban denuncias verbales que el mencionado vehículo realizaba servicio de taxi sin tener autorización”. En aquel momento, además de la conductora, en el vehículo había dos pasajeros en los asientos traseros. Curiosamente fueron los propios clientes los que delataron a la taxista pirata, ya que “reconocieron voluntariamente que contrataron, mediante una llamada telefónica, el servicio de taxi” a la conductora para llevarlos desde la discoteca Biloba, situada en el polígono industrial Neoparc, al centro de la ciudad.

Los agentes corroboraron que la conductora no tenia licencia para ofrecer este tipo de servicios, por lo que iniciaron los trámites para denunciarla y multarla. Finalmente, el ayuntamiento notificó hace unos días la sanción de 4.001 euros a la conductora “por la presunta infracción tipificada como muy grave” por ejercer como taxi sin tener ninguna licencia o autorización para ello. La sanción podría llegar a reducirse un 20% si la denunciante llega a reconocer su responsabilidad en la infracción y renuncia a presentar alegaciones, y también podría beneficiarse de otra rebaja del 20% si la paga de forma voluntaria. La de los taxis pirata es una problemática que las dos asociaciones del sector sufren desde hace años. 

“Por desgracia hemos visto bastantes casos y no es algo puntual, los sufrimos desde hace tiempo”, reconoce el secretario de Loteutaxi, Cayetano Castrillón, que señala que “suelen estar aparcados junto a las paradas de taxis más céntricas como la estación de trenes o Blondel y a pesar que vigilamos mucho si rondan por la zona, es muy difícil cazarlos in fraganti”. Es por ello que reclamó más vigilancia de la Guardia Urbana en las paradas, “ya que muchas veces cuando avisamos que hay algún pirata, aunque tarden cinco minutos en venir ya se han ido, por lo que si se patrullara más por esas zonas, como mínimo los espantaríamos”. 

Castrillón añadió que, aparte de hacerles esta competencia desleal, estos vehículos piratas pueden suponer un riesgo también para sus clientes. “Además de no tener la matrícula azul ni la correspondiente licencia, cometen fraude fiscal, su seguro de circulación no tiene las mismas coberturas que el de un taxi y además sus conductores no tienen formación ni las nociones para trabajar con seguridad. Subir a esos coches es jugársela solo para ahorrarse 2 euros”, subrayó. El portavoz de Loteutaxi recordó que estos taxis ilegales normalmente “hacen viajes largos como a Barcelona, Tarragona, Zaragoza o Andorra, pero también los hemos cazado haciendo trayectos cortos”.

Un edificio de la Sareb acumula ya catorce multas

El edificio situado en el número 11 de la calle General Brito acumula catorce multas coercitivas porque su propietario, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) no ha hecho acciones para recuperar la habitabilidad del inmueble, no ha tapiado todas sus aperturas ni ha arreglado ni impermeabilizado su fachada y cubierta. El consistorio lleva desde marzo de 2019 requiriendo a la Sareb que reacondicione este edificio y ahora le da un mes para hacer estos trabajos o, de lo contrario, recibirá una nueva sanción.
tracking