SEGRE

Un leridano acusado de pertenecer al Estado Islámico reconoce que se incorporó en el grupo terrorista

Comparece en la Audiencia Nacional y el fiscal rebaja la petición de pena a 6 años de cárcel

La fachada de la sede de la Audiencia Nacional.Eduardo Parra / Europa Press

Publicado por
ep 

Creado:

Actualizado:

El vecino de Lleida que en 2022 se incorporó a las filas de Estado Islámico (Daesh) y que fue detenido por la Guardia Civil cuando se disponía a viajar a la zona conocida como Sham, un territorio que comprende zonas de Siria e Irak, ha reconocido los hechos este lunes ante el tribunal de la Audiencia Nacional y ha aceptado la pena que solicita el fiscal, quien ha rebajado su petición de 12 a 6 años de cárcel.

Durante la celebración de la vista oral, el fiscal de la Audiencia Nacional, que le acusa de un delito de integración en organización terrorista e interesa la pena de inhabilitación absoluta y la de inhabilitación especial para profesión u oficios educativos en los ámbitos docente, deportivo y de tiempo libre por tiempo de 25 años, ha podido interrogar a uno de los agentes de la Guardia Civil que realizó la investigación sobre la "radicalización evolutiva" del investigado.

Según el relato que se hace en el escrito de acusación del Ministerio Público, recogido por Europa Press, este hombre contactó a través de Internet con un individuo que respondía al 'nick' de Tawasul Sawt Al Andalus a quien en julio de 2022 participó de su interés por hacer la 'hegira', el viaje hacia esa zona para ser reclutado en las filas de la organización terrorista.

Tawasul Sawt Al Andalus, según el relato del fiscal, se ofreció a ponerle en contacto con alguna persona con competencias en reclutamiento y le conminó a acceder a una aplicación que permitía una comunicación privada. Esa gestión fue posible gracias a que previamente se había ganado su confianza con "labores de creación de material propagandístico del Daesh en idioma español".

Al contactar con esa segunda persona, ésta le señaló que realizar las gestiones para su viaje le tomaría un tiempo y que, mientras, podía iniciar "el proceso de aceptación en el Daesh" que comprendía "enviar el juramento al Estado Islámico" con su "promesa de lealtad al príncipe de los creyentes". El fiscal recoge que el acusado "grabó el vídeo" del juramento y ese documento quedó almacenado en su teléfono móvil. Durante el juicio, el agente ha señalado que ése fue "el punto cúspide de su integración" y que otro "hecho diferenciador es que se refieren a él como hermano".

El billete a Turquía

Tras eso, en agosto de 2022 le volvieron a contactar para recomendarle que comprara un billete a Turquía y que viajara con poco equipaje, 1.000 euros, un buen móvil y un portátil. Él procedió a comprar un billete a Estambul y desde la organización le señalaron que allí le recogerían. Pero ese viaje nunca se produjo porque fue detenido antes por la Guardia Civil.

El escrito de acusación recuerda que previamente a esa compra del billete destino a Turquía, el hombre se procuró entrenamiento militar, obtuvo conocimientos en preparación de explosivos y se descargó también un manual del francotirador. El fiscal indicaba en su escrito que su interés por esa formación militar le llevó incluso a pedir su ingreso en las Fuerzas Armadas en 2021 en la escala de tropa y marinería. Fuentes jurídicas consultadas por Europa Press señalan que el acusado también intentó enrolarse en las milicias rusas en el Donbás hasta en tres ocasiones al tiempo que barajaba entrar en Estado Islámico.

tracking