SEGRE

LLEIDA

Junts suspende el pacto presupuestario con el PSC hasta que avance el plan de la estación

Larrosa y Cervera critican al Govern de ERC, al que acusan de retrasar un trámite

El alcalde dice que la empresa de Torre Salses reclama a la Paeria 41 millones por las dilaciones del anterior mandato

Els regidors del PP i Junts abandonen el ple per no votar el punt sobre Torre Salses.

Los concejales del PP y Junts abandonan el pleno para no votar el punto sobre Torre Salses. - GERARD HOYAS

Publicado por

Creado:

Actualizado:

En:

El grupo municipal de Junts anunció ayer al acabar el pleno que dejaba en suspenso el pacto presupuestario con el gobierno del PSC por incumplir su primer punto, que instaba a aprobar provisionalmente el plan de la estación durante el primer trimestre de este año. Un trámite que no se ha podido llevar a cabo porque, según el alcalde, Fèlix Larrosa, falta un informe de movilidad que el ministerio de Transportes envió a la Generalitat el 17 de abril del año pasado para que lo avalara, pero que a día de hoy no ha entregado al ayuntamiento. Así lo aseguró en una atención a los medios dos horas después de que el pleno aprobara un punto importante para la tramitación del complejo comercial de Torre Salses con los 9 votos del equipo de gobierno del PSC. Este paso permitirá más adelante a sus promotores poder comprar la parcela que queda para ser los titulares del 100% de los terrenos. Antes de debatir el punto, los grupos de PP y Junts abandonaron el salón de plenos para eludir la votación, ya que de abstenerse o votar en contra podría comportarles problemas legales. También se fue la portavoz de ERC, Jordina Freixanet, ya que la promotora de Torre Salses la denunció ante el Tribunal de Cuentas. Los otros 4 ediles de ERC y la del Comú votaron en contra y los 2 de Vox se abstuvieron.

Respecto a la suspensión del pacto, Larrosa señaló que “Junts tiene todo el derecho a replantearse esta situación, pero no puedo sacar adelante un plan al que le faltan documentos”, añadiendo que el informe pendiente de avalar por el Govern “está perdido en un despacho de alguien de ERC en Barcelona”. Criticó que “es la segunda vez que la Generalitat no encuentra papeles importantes para Lleida, y eso nos sitúa en conflicto porque no podemos cumplir acuerdos con otros grupos”. La portavoz de Junts, Violant Cervera, reconoció estar “estupefacta con la Generalitat” y planteó dos hipótesis de por qué la Paeria no tiene el informe: “O hay mala fe o es incompetencia”. Añadió que “no se entiende que en un proyecto que llevamos 20 años arrastrando haya este baile de papeles” y que “si ERC tanto defiende el plan de la estación debería acelerar los trámites para que sea una realidad lo antes posible”. En cuanto al punto de Torre Salses, Larrosa dijo estar “cansado del teatro de algunos grupos contra iniciativas particulares legítimas” y recordó que “el anterior gobierno [de ERC y Junts] tuvo 4 años para cambiar el plan parcial de Torre Salses, lo que ellos no hicieron no pueden exigírmelo a mí ahora”. Recordó que “este trámite era un acto necesario” y que desde julio de 2022 que la Paeria tiene una reclamación de daños y perjuicios de los promotores de Torre Salses de 41,6 millones de euros “que pondría a la ciudad en una situación de crisis monumental. Desde que llegamos al gobierno estamos apagando los fuegos que provocó el anterior”, dijo, y puso como ejemplo el conflicto judicial por la antigua estación de buses y los problemas sobre la titularidad de los terrenos para la nueva. Por su parte, tanto el PP como Junts emitieron un comunicado justificando su ausencia en este debate alegando que era un acto reglado y que votar en contra sería prevaricar, y que su apuesta comercial es el plan de la estación al ser “el proyecto que tiene más consenso entre la ciudadanía”. Cervera añadió que el voto en contra de ERC “es porque sabían que nosotros y el PP abandonaríamos el pleno en este punto y que se aprobaría de todos modos”. Mientras, el portavoz de ERC, Juanjo Falcó, denunció que la advertencia sobre posibles problemas judiciales provocó “que la oposición se sienta presionada en su voto”. Aún con todo, señaló que “solo podemos votar en contra y nos reservamos el derecho a impugnar el punto si se aprueba” y que no están de acuerdo con la valorización de la finca, “que está pendiente de una revisión de su valor, no entendemos que se trate este punto ahora”. El edil de Vox Josep Roca culpó a “las políticas destructivas de los sucesivos gobiernos” la desaparición del comercio local, y la del Comú, Laura Bergés, dijo no estar de acuerdo con la valoración del terreno” y exigió una revisión de forma inmediata.

Amplia mayoría para poner fin al puerta a puerta

El pleno dio ayer el carpetazo definitivo a la recogida puerta a puerta en Pardinyes y Balàfia a partir de mediados de junio con los votos a favor del gobierno del PSC (9) y de los grupos del PP (5), Junts (5) y Vox (2), la abstención de ERC (5) y el voto en contra del Comú (1). La teniente de alcalde Begoña Iglesias recordó que se volverá al sistema de islas de contenedores y se reforzará la recogida de basuras. Destacó el “descontento vecinal” con este sistema y que lo retiran “para no desmotivar a los vecinos y aprovechar los 18 meses de prórroga del contrato de limpieza para hacer un nuevo y mejor plan piloto de limpieza”. El jefe de la oposición y portavoz del PP, Xavi Palau, dijo que el fin del puerta a puerta en estos barrios es “una medida coherente” porque “no gustó a los vecinos, no funcionó por los horarios y la gestión y no tenía consenso” y preguntó si revertirán las sanciones por no reciclar correctamente. El portavoz de ERC, Juanjo Falcó, dijo que “habríamos votado a favor si se hubiera tramitado bien el expediente” cuando se prorrogó el contrato con la empresa concesionaria en el pleno de febrero. La edil de Junts Rosa Jové habló del puerta a puerta en Ciutat Jardí y criticó que “se ha implantado deprisa y corriendo” y que los horarios, contenedores y bolsas no son las adecuadas. La edil de Vox, Gloria Rico, pidió adaptar la recogida de basuras a las necesidades de la ciudadanía y la del Comú, Laura Bergés, pidió posponer la votación.

tracking