SEGRE

LLEIDA

Un “ejército” de Mossos y Urbanos custodia un desahucio en la Mariola

De una madre y sus dos hijas que okupaban un piso desde inicios de 2021

La PAH intentó evitar el desalojo sin éxito, ya que antidisturbios acordonaron la zona

Al lloc es van desplaçar cinc furgons dels Mossos, dos dels antiavalots (ARRO).

Al lugar se desplazaron cinco furgones de los Mossos, dos de ellos de los antidisturbios (ARRO). - GERARD HOYAS

Publicado por
Lleida

Creado:

Actualizado:

En:

Malika y sus dos hijas tuvieron que abandonar ayer su hogar –que okupaban desde inicios de 2021– en el número 12 de la calle Mariola, en un desahucio custodiado por un “ejército” de Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana. Fue su tercera fecha de lanzamiento, después de dos intentos fallidos. Una veintena de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) se concentraron en el lugar desde primera hora de la mañana para intentar frenar el desahucio, pero explicaron que los mossos antidisturbios (ARRO) cortaron los accesos a la vivienda desde antes de las 6.30 horas, por lo que no pudieron evitar el desalojo. Al lugar se desplazaron cuatro coches y cinco furgones de Mossos, de los cuales dos ARRO, así como varios efectivos de la Urbana que controlaron el tráfico.

Portavoces de la plataforma indicaron que una de las hijas de Malika está enferma y necesita transfusiones de sangre continuas, y denunciaron que tanto Paeria como Generalitat “eran conscientes y no han hecho nada para evitar el desahucio”. Asimismo, afirmaron que la familia cumple todos los requisitos para tener un alquiler social, pero “se han negado a ofrecérselo, pese a que estaban obligados”, añadieron. Aseguraron que la familia ahora tendrá que vivir en una “pensión con baños compartidos, donde no podrán cocinar ni cuidarse bien”, y que tendrán que pagar entre el 25 y el 50% de su precio. “Creemos que no les dejarán quedarse más de una o dos semanas”, añadieron.La PAH afirmó que el piso del que las tres mujeres fueron desahuciadas es propiedad del fondo Coral Homes y que CaixaBank tiene una participación del 20%. La plataforma también denunció que la policía no les permitió hablar con la comitiva judicial y que identificaron a varios de sus miembros. Los manifestantes protagonizaron algún momento de tensión y enfrentamiento con los cuerpos policiales, y después cortaron el Passeig de Ronda durante unos diez minutos en señal de protesta.

tracking