Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

PANORAMA

“La democracia española ha enfermado”

09/02/2017 a las 08:24
Puigdemont, en una de sus intervenciones más duras en el Parlament, arremete contra el Gobierno de Rajoy || La oposición insiste en que la “desobediencia” no es legal y pide elecciones
Una urna de cartró va ocupar l’escó buit de Rigau, al costat de l’alcalde de la Seu d’Urgell, Batalla.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Una urna de cartón ocupó el escaño vacío de Rigau, junto al alcalde de La Seu d’Ugell, Albert Batalla.

El President de la Generalitat, Carles Puigdemont, aseguró ayer en el Parlament que la democracia española “ha enfermado”, en una dura intervención en la que hizo un alegato a favor de la consulta soberanista del 9N, que calificó de “edificante y sana”.

En el pleno de ayer en el Parlament, en paralelo al juicio por la consulta soberanista del 9N de 2014, se vivió una de las sesiones más intensas de la legislatura.

Puigdemont, en una de sus intervenciones más duras como President, quiso dejar constancia de su indignación por que se esté juzgando a los “responsables políticos que permitieron” el 9N, en alusión a Artur Mas, Joana Ortega y la diputada de Junts pel Sí Irene Rigau, en cuyo escaño vacío había una simbólica urna de cartón (ver desglose).

“Una democracia que envía a juicio a los responsables políticos de una jornada tan edificante y sana como la del 9N, una jornada que crea un profundo y noble sentido de ciudadanía, es una democracia que ha enfermado”, dijo.

Puigdemont advirtió al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que si se ve “capaz de ser interlocutor” entre el presidente de EEUU, Donald Trump, y América Latina, Europa, el Norte de África y Oriente Medio, “debería ser aún más capaz de ser interlocutor activo con Catalunya”.

Por su parte, la líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, reprochó al soberanismo que sólo “saque pecho” en el Parlament sobre una posible desobediencia al Tribunal Constitucional, pero no en el juicio del 9N, e invitó a Puigdemont a convocar elecciones este año. “Dejará de ser president y no habrá hablado de otra cosa que no sea el monotema”, advirtió.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, subrayó que el juicio del 9N “es un espectáculo no deseado, pero se juzga a Mas por desobedecer al Constitucional, no por sus ideas”. Además añadió: “Si no se encuentra alternativa a la desobediencia o la ilegalidad, acabe con esta legislatura estéril y convoque elecciones”.

El presidente del grupo parlamentario del PP catalán, Xavier García Albiol, acusó a Puigdemont de tener “fobia” al diálogo y de “provocar” al Gobierno del Estado al culparlo de la falta de vías de comunicación.

El presidente de Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, criticó la estrategia de la defensa en el juicio del 9N ya que criticó que busque argumentos legales para demostrar su inocencia en vez de aceptar que desobedeció.

La portavoz parlamentaria de la CUP, Anna Gabriel, dio por hecho que el referéndum que prevé convocar este año el Govern “no será legal” y animó a los ‘comunes’ a sumarse a la “desobediencia”. Posteriormente, el diputado de la CUP Benet Salellas, que hace un año se jactó de haber enviado a Mas a la “papelera de la historia” al frustrar su investidura, envió un “abrazo fraternal” a los tres encausados por el 9N, “desde la distancia ideológica”.

Por su parte, la portavoz del Govern, Neus Munté, respondió a Anna Gabriel que la consulta “se hará con garantías jurídicas y democráticas”.

En otro orden de cosas, según la agencia de calificación Moody’s, un ‘default’ (impago) de Catalunya podría interpretarse en los mercados como un ‘default’ de España, en relación a las tensiones políticas.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre