SEGRE

ENERGÍA INCIDENCIAS

El fraude eléctrico cae a la mitad con Lleida, Balaguer, Mollerussa y Tàrrega a la cabeza

Naut Aran, uno de los municipios más ricos de Lleida, en el quinto lugar en irregularidades detectadas|| Endesa apunta a los ‘grandes consumidores’ como autores del grueso de las estafas en la luz

El precio marcado por el pool eléctrico toca su máximo en agosto.

El precio marcado por el pool eléctrico toca su máximo en agosto.EFE

Creado:

Actualizado:

El fraude eléctrico, que implica la manipulación irregular de las instalaciones de la luz para reducir la factura o aprovechar el suministro de otro usuario, se ha reducido a la mitad en las comarcas de Lleida en el último año, especialmente, a causa de la generalización de los contadores de la luz inteligentes.

La compañía Endesa constató el año pasado 680 casos de fraude, en Lleida, frente a los 1.283 registrados en 2017, por lo que se han reducido un 47%. En cambio, esta diferencia traducida en energía es aún mayor, ya que si hace dos años el fraude registrado equivalía al consumo de 19.685 megawatios hora (MWh), el pasado 2018 bajó hasta 7.345 MWh, lo que supone un descenso del 63%.

Los municipios más poblados siguen siendo los que registran más casos de fraude, que consisten, según Endesa, en la doble acometida o en ‘pinchar’ la línea eléctrica de un vecino, de la comunidad de vecinos o de la red pública de suministro.

En Lleida capital se registraron el año pasado hasta 273 casos de fraude eléctrico, más de 5 a la semana. Pese a todo, esta cifra representa un fuerte descenso frente a los 514 casos de 2017. Después de Lleida ciudad siguen destacando Balaguer, Mollerussa y Tàrrega entre los siguientes con más fraudes con 51, 41 y 16, respectivamente, frente a los 110, 83 y 47 del año anterior.

Destaca en este punto el caso de Naut Aran, uno de los municipios más ricos de Lleida, que ocupó el quinto lugar en número de estafas, con 32 casos confirmados en 2017 y 15 el año pasado. También es más que remarcable el volumen de electricidad defraudado según Endesa, ya que mientras que en Tàrrega los 16 fraudes equivalían a 92 MWh, en Naut Aran los 15 del año pasado supusieron 241 MWh. Esta cifra implica que se trata de grandes consumidores. De hecho, la eléctrica aseguró ayer en un comunicado que el grueso de las estafas lo llevan a cabo grandes consumidores, es decir, empresas o negocios como las plantaciones de marihuana. Después de Naut Aran se sitúan Les Borges Blanques, Tremp, Bellpuig, Cervera y Rosselló. En Cervera, por 11 casos se recuperó un volumen energético de 581 MWh.

Con la crisis y el incremento de la factura eléctrica el fraude también creció. La principal compañía eléctrica tiene varios medios a través de los cuales denunciar irregularidades. El último de ellos, una web, ha recibido 230 denuncias al mes desde octubre. También hay un correo (anomalias@enel.com) o un teléfono y Endesa asegura el anonimato al denunciante.

Casi el 100% de las viviendas ya tienen un contador digital Un 97% de los contadores de la luz que la compañía Endesa tiene en las viviendas catalanas ya son digitales, también llamados inteligentes. Este extremo es la principal causa del descenso a la mitad de los frandes de la luz en las comarcas de Lleida. Otras causas, según la compañía, son la utilización de otras nuevas tecnologías como videoscopia, trazadores o monitorización de la red eléctrica. La compañía invirtió entre 2015 y 2018 hasta 600 millones en el proceso de renovación.

tracking