SEGRE

REPORTAJE MEDIO AMBIENTE

Ir al pasado para conocer el futuro

La Fundación Endesa cede al Meteocat más de 20.000 archivos con datos meteorológicos de las centrales hidroeléctricas del Pirineo || Serán una parte importante de un proyecto que servirá para analizar el impacto del cambio climático en los municipios de las comarcas de montaña

Imagen de un lago helado en Capdella en 1929.

Imagen de un lago helado en Capdella en 1929.J.S.VILLANUEVA/FONS HISTÒRIC FUNDACIÓ ENDESA

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Ir al pasado para conocer el futuro. Este es el objetivo del proyecto Clim’py (en el que trabajan la universidad de Zaragoza, el Servei Meteorològic de Catalunya o la Agencia Estatal de Meteorología, entre otras instituciones), que busca analizar el impacto del cambio climático en el Pirineo al tratarse de una zona sensible. Una parte muy importante de este estudio son las 73 carpetas con más de 20.000 cartas hidrográficas que la Fundación Endesa ha cedido al Servei Meteorològic de Catalunya (Meteocat) y al Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya (ICGC). Estos documentos contienen datos meteorológicos de las centrales hidroeléctricas del Pirineo, entre las que se encuentran las de Camarasa o Capdella, en un periodo que va desde 1922 hasta 1992.

El responsable de proyectos de la Fundación Endesa, Antonio Mera, explicó que los trabajadores recogían información meteorológica desde las centrales, como por ejemplo las reservas de los embalses y también los espesores de nieve y la presión atmosférica. Mera apuntó que las cartas eran “esenciales para el funcionamiento de la compañía, que las conserva en papel por su importancia” y “servían para gestionar los recursos hidráulicos y para llevar a cabo estudios sobre posibles nuevos embalses. “Entendemos que la empresa era consciente de que estos datos servirían para estudiar el clima”, dijo Mera.

Los trabajadores de Endesa recopilaron durante 70 años datos meteorológicos en más de 20.000 documentos

De hecho, las cartas recogen datos sobre episodios climáticos extremos como las riadas de 1937 en el Pallars y Aran. Durante casi un siglo, el fondo histórico de Endesa ha conservado estas cartas hidrográficas con 70 años de datos y ahora estos archivos se digitalizarán y catalogarán para poder incorporar la información en las bases de datos. El responsable del área de Climatología del Meteocat, Marc Prohom, señaló que los datos cedidos por la Fundación Endesa servirán para “llenar vacíos en las bases de datos” y apuntó que las cartas hidrográficas se conservarán en la cartoteca del ICGC (que es donde se encuentra el fondo histórico del Meteocat).

Imagen de un lago helado en Capdella en 1929.

Imagen de un lago helado en Capdella en 1929.J.S.VILLANUEVA/FONS HISTÒRIC FUNDACIÓ ENDESA

Imagen de un lago helado en Capdella en 1929.

Imagen de un lago helado en Capdella en 1929.J.S.VILLANUEVA/FONS HISTÒRIC FUNDACIÓ ENDESA

tracking