SEGRE

LLEIDA

La Diputación de Lleida desencalla pagos de ayudas pendientes de 2019 a 2023

Incorpora 22 millones de remanentes de tesorería al presupuesto y reforzará subvenciones

Asegura liquidez al no aprobar los suyos el Estado y la Generalitat

El ple celebrat ahir a la Diputació.

El pleno celebrado ayer en la Diputación. - GERARD HOYAS

Creado:

Actualizado:

En:

El pleno de la Diputación aprobó ayer incorporar a su presupuesto 22 millones de euros procedentes de su remanente de tesorería. El presidente, Joan Talarn (ERC), explicó que estos fondos adicionales permitirán satisfacer “compromisos del año pasado y algunos que llevan tiempo encallados”. Algunos se remontan a 2019.

El diputado provincial Marc Baró (ERC) detalló que “pondrán a cero” partidas que “se arrastran desde hace años”, con 1,8 millones para liquidar el plan de inversiones locales de 2019 y 3,4 millones para el plan de inversiones municipales 2022-2023. Baró apuntó que cambios en obras y su justificación han dilatado pagos. Añadió que se incorporan dos millones para reformar el área sociosanitaria del hospital de La Seu y 2,8 millones para equipamientos sanitarios del ICS. Por otra parte, aumentan partidas para subvenciones (ver claves).Otro objetivo de la modificación presupuestaria es asegurar liquidez a la Diputación, al no haber presupuestos de la Generalitat ni del Estado, y no saber si podrán seguir recurriendo a remanentes de tesorería, cuyo uso decide cada año el Gobierno español. La incorporación de 22 millones se aprobó con 23 votos a favor del gobierno de ERC, PSC, UA y Ara-PL, y los de Junts-Impulsem, en la oposición. Los dos diputados provinciales del PP se abstuvieron. 

La oposición criticó que se hayan hecho 8 cambios presupuestarios en tres meses, al considerarlo falta de planificación, y Baró defendió que el presupuesto “es un documento vivo”. Junts-Impulsem lamentó la tardanza en el pago de ayudas por parte de la Diputación. El diputado provincial de Impulsem Manel Solé denunció que esto obliga en los ayuntamientos a contratar créditos e incurrir en un “endeudamiento innecesario e injusto”. Lo dijo al exponer una moción que pide una “caja de crédito” para que el ente provincial preste dinero sin intereses a los municipios. La propuesta recibió elogios, pero nadie le dio apoyo, y Solé la retiró para abrir la puerta a trabajarla con el resto de partidos.Ante las críticas de Junts-Impulsem, Talarn afirmó que este grupo “ha iniciado ya la campaña electoral”. Reconoció retrasos al pagar ayudas, pero dijo que “antes se daban a menos ayuntamientos y de un mismo color político”. Defendió que ahora “municipios cuentan cuanto antes no contaban” en el reparto de fondos y que eso ha provocado un colapso inicial en la estructura administrativa.

tracking