SEGRE

LLEIDA

Aigüestortes supera los 600.000 turistas por primera vez y recupera visitantes extranjeros

Recibió en 2023 hasta 628.113 visitantes, un 45% más que hace una década

Las pistas de esquí reciben a 5.300 aficionados en uno de los mejores finales de campaña y tras las últimas nevadas

Turistes a la parada de taxis d’Espot, a l’entrada del Parc Nacional.

Turistes a la parada de taxis d’Espot, a l’entrada del Parc Nacional. - FGC

Creado:

Actualizado:

En:

El Parc Nacional d’Aigüestortes superó el año pasado por primera vez los 600.000 visitantes, lo que equivale a cerca de 1.650 turistas cada día. Según el boletín informativo interno del parque, se alcanzaron en 2023 los 628.113 visitantes, una cifra que implica a la vez unos 194.000 turistas más que hace diez años (un 45% más), cuando fueron 433.529 visitas. Los números implican un incremento en relación al año anterior de, 7,8% e incluyen tanto a los viajeros que acudieron a la zona central del parque por las entradas de Espot o La Vall de Boí como por los que se quedaron en el área periférica.

En cuanto a la procedencia de los viajeros, el parque ha recuperado la afluencia de extrajeros (si bien la mayoría siguen siendo catalanes y del resto del Estado) tras los años de la pandemia y, según los datos de 2022, los israelíes fueron los principales visitantes de origen extranjero en la entrada de Espot. Los franceses lo fueron en el resto de entradas.

Precisamente, el Parc Nacional abrió el pasado fin de semana, coincidiendo con el inicio de la Semana Santa, tanto los accesos principales como las mayoría de casetas de información, si bien las zonas de aparcamiento se habilitan si está garantizada la seguridad. En esta zona el riesgo de aludes es de 4 sobre 5, por lo que se recomienda además prudencia a la hora de llevar a cabo excursiones. Coincidiendo con la semana festiva, los taxis del Parc Nacional han recibido numerosas reservas de turistas para ambas entradas.

El buen tiempo animó ayer la afluencia a las pistas de esquí. Más de 5.300 esquiadores acudieron a las estaciones de FGC. En concreto, casi 3.000 a Boí-Taüll, 1.500 a Port Ainé y más de 1.000 en Espot, a los que hay que sumar los miles de aficionados que acudieron a la estación aranesa de Baquiera Beret. Las nuevas nevadas han añadido espesores a los complejos invernales. De hecho, pese a que la temporada se dará por acabada el próximo 7 de abril, la estación de la Alta Ribagorça volverá abrir el fin de semana de 13 y 14. Tiene acumulados más de 120 centímetros en las cotas bajas y 240 en las altas.

Los turistas que han elegido las comarcas de montaña de Lleida como destino pueden compaginar durante estas vacaciones de Pascua el rafting por el Noguera Pallaresa y la práctica del deporte blanco, que cerrará la temporada a mediados de octubre. Además del esquí y pese a las lluvias del viernes, los visitantes también han hecho visitas al románico, senderismo y rutas culturales.

Las cancelaciones se han cubierto con nuevas reservas

El director del Patronato de Turismo de la Diputación, Juli Alegre, aseguró que la ocupación en el Pirineo ronda el 90% y algunos hoteles a pie de pistas han colgado el cartel de completo. El presidente de la Federación de Hostelería de Lleida, Josep Castellarnau, admitió que el mal tiempo ha provocado cancelaciones aunque, según Alegre, ha habido nuevas reservas. La responsable del sector de la acampada, Cel Feliu, indicó que los bungalows están al 100%. Los efectos del temporal en las playas también ha repercutido a la hora de elegir el turismo de interior y con buena repercusión para la restauración.

tracking