SEGRE

LLEIDA

Los pantanos del Ribagorçana ganan 90 hm3 tras las lluvias y aseguran la nueva campaña

Tanto en Pinyana como en el Aragón y Catalunya y el Algerri-Balaguer la prevén mejor que la de 2023

Los dos primeros riegan de Barasona, al 98%, y los tres han podido llenar todas las balsas

Les finques inundades pel riu Cinca a l’Aiguabarreig diumenge a vista de dron.

Las fincas inundadas por el río Cinca en el Aiguabarreig el domingo a vista de dron.

Creado:

Actualizado:

En:

Los pantanos del Noguera Ribagorçana, todavía en alerta, han ganado más de 90 hm³ respecto al año pasado por estas mismas fechas gracias a las últimas lluvias. Escales, Canelles y Santa Ana sumaban ayer casi 460 hm³, 79 más que a primeros de abril de 2023, a los que hay que sumar los 12 que la Confederación Hidrográgica del Ebro (CHE) prevé que dejará el deshielo. La tendencia en Escales, en la cabecera, es aumentar recursos, mientras que Santa Ana está al 84,6% con 200 hm³. Por otra parte, Barasona, en el río Ésera, está al 98% con 82,6 hm³. De hecho, tanto el Aragón y Catalunya como Pinyana se abastecen, por el momento, de este pantano donde la CHE está aliviando caudal para dejar margen de maniobra ante posibles avenidas (ver desglose) y para permitir que sigan aumentando los niveles de los embases del Ribagorçana.

El temporal de la semana pasada dejó en las cumbres del Pirineo de Lleida el equivalente a 107,6 hm³ de nieve, aunque la mayoría de ese volumen, 98,5, desaparecerá en siete días como consecuencia del aumento de las temperaturas, según las estimaciones de la CHE sobre los recursos nivales y su evolución. El aumento de la reserva alcanzó los 19 hectómetros en la cabecera del Segre, los 48 en la del Pallaresa y los 40 en la del Ribagorçana. Sin embargo, la mayor parte de ese volumen no irá a los pantanos ya que únicamente 44,3 de los 98,5 hm³ de nieve se van a transformar en aportaciones a los ríos: 8,3 en el Segre, 23,8 en el Pallaresa y 12,2 en el Ribagorçana.Los embalses del Ribagorçana están a casi el 43% de su capacidad total. Según el presidente de Pinyana, Ramon Piqué, “es posible que se registren nuevas precipitaciones y nevadas este mes. Por el momento regamos del Ésera y dejamos que el Noguera sume reservas. No hay la misma sensación de alarma que el año pasado por estas mismas fechas y con precaución y vigilando turnos podremos llegar al final de la campaña”, a finales de septiembre. Por su parte, el presidente del Aragón y Catalunya, José Luis Pérez, señaló que la situación es bastante mejor que en 2023. “Hemos podido llenar todas las balsas del sistema, regamos a demanda y no hemos tocado aún las reservas del Noguera Roibagorçana. Además, también tenemos San Salvador, con 137 hm³, lleno”. El responsable del Algerri-Balaguer, Carles Gra, también indicó que este sistema ha podido llenar todos los embalses y que, por el momento, la situación que se prevé para los próximos meses es mucho mejor que la del pasado año por estas mismas fechas”. Por otra parte, esta Semana Santa podría haber sido la más húmeda desde 1970 cerrando el marzo más calido, según publica la página web eltiempo.es.

Crecida controlada del Cinca y los regantes, en alerta

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) llevó a cabo ayer una crecida controlada para gestionar la avenida en el Cinca tras las lluvias del domingo. Los embalses de El Grado y Mediano están al 98%, mientras que Barasona, en el curso de su afluente, el Ésera, también ronda este porcentaje por lo que hay que dejar un margen de resguardo ante posibles avenidas en cabecera. Fuentes de la CHE indicaron que estaba previsto que circulara un caudal máximo de 400 m³/s a última hora de la tarde en el curso bajo del río, en el Aiguabarreig del Cinca con el Segre, justo en la zona donde el pasado domingo se inundaron unas 40 ha de frutales al superar los 500 m³/s. No obstante, remarcaron que los técnicos están al tanto para que no se superen los límites y se produzca una nueva inundación. El presidente de la comunidad de regantes del Sot del Cinca, Francesc Vallés, dijo que están en alerta y solicitó más previsión a la hora de regular caudales. El alcalde de La Granja d’Escarp, Manel Solé, reclamó que la avenida se haga de forma laminada ya que, en la actualidad, se está achicando agua de las fincas anegadas.

tracking