SEGRE

COMARCA

Del recuerdo a la cocina

La asociación Llavors del Cadí busca voluntarios para preservar el patrimonio cultural y gastronómico

Tiene veinticinco huertos repartidos entre la Cerdanya y el Alt Urgell que colaboran para recuperar variedades locales de hortalizas, verduras y flores ornamentales

Treballadors de l’EcoResort s’encarreguen de cuidar i sembrar el planter que els dona l’associació.

Trabajadores del EcoResort se encargan de cuidar y plantar el plantel que les da la asociación. - C.SANS

Publicado por

Creado:

Actualizado:

En:

La asociación Llavors del Cadí busca huertos para recuperar hortalizas y verduras locales de la Cerdanya y del Alt Urgell, como la escarola rizada cabello de ángel, la mongeta de bastó, la perona, la rénega, la col de invierno y el nabo de Talltendre. Estas son solo algunas de las 250 variedades tradicionales que vuelven a ganar terreno gracias al trabajo de investigación que la entidad está llevando a cabo, y que ha incluido tres años de entrevistas a vecinos. Son cultivos que corrían el riesgo de quedar relegados a los recuerdos de las personas mayores y que Llavors del Cadí se ha propuesto devolver a los huertos y a los fogones.

Este colectivo tiene como objetivo preservar el patrimonio cultural y gastronómico. Para ello, buscan que hortalizas y verduras locales vuelvan a ser cultivadas y utilizadas en las cocinas para “ampliar la biodiversidad cultivada” del Alt Urgell y de la Cerdanya. De este modo, apuntan, “conseguimos cultivos más resilientes y adaptados a las condiciones ambientales de la zona”. Por ello ven necesario “continuar con la tarea de multiplicar” estas variedades y buscan nuevos colaboradores.

Llavors del Cadí ha hecho un llamamiento público para conseguir colaboradores de las dos comarcas. “Necesitamos más voluntarios”, cuentan. Se trata de unirse a un colectivo formado por personas del territorio “con la voluntad de participar en las tareas de conservación y difusión de las variedades tradicionales recuperadas”, añaden. Los voluntarios “son una pieza clave para la multiplicación del material vegetal y obtener semilla renovada”, insisten. El proceso de recuperación está abierto y todavía tiene que dar frutos. Todas las variedades recuperadas se conservan en un banco de semillas que gestiona de forma local la asociación.

Veinticinco voluntarios y 250 variedades

Esta iniciativa forma parte del proyecto de recuperación y divulgación de variedades agrícolas en el norte del Parc Natural del Cadí-Moixeró. En el año 2021 se creó esta asociación, que agrupa personas implicadas en la transmisión del conocimiento de este legado. Actualmente disponen de una red de colaboradores de veinticinco voluntarios que trabajan sus propios huertos y que han hecho revivir estas 250 variedades tradicionales, tanto agrícolas como de variedades ornamentales, con las que actualmente se elaboran algunos de los platos más icónicos del recetario local.

tracking