SEGRE

MOLLERUSSA

Dos alumnos de La Salle de Mollerussa convierten un Seat Marbella en un coche de rallies

Albert Puig y Pau Rosell estudian segundo de automoción y participarán en la Maroc Challenge

Albert Puig i Pau Rosell posen amb el Seat Marbella amb el qual participaran en la Maroc Challenge.

Albert Puig y Pau Rosell posan junto al Seat Marbella con el que participarán en la Maroc Challenge.

Publicado por
XAVIER MADRONA

Creado:

Actualizado:

Convertir un utilitario en un coche apto para la competición. Ese es el objetivo de dos alumnos de segundo curso del grado superior de automoción de la escuela La Salle de Mollerussa. Albert Puig y Pau Rosell, ambos de 19 años, están ultimando los trabajos para que el Seat Marbella del año 1993 que están preparando para que pueda participar en el Maroc Challenge –el denominado Dakar de los 70 por su recorrido con coches clásicos– entre el 22 y el 30 de marzo. “El éxito y la recompensa a todo nuestro trabajo y esfuerzo será acabar la prueba”, aseguran Albert y Pau.

La iniciativa, que partió de la propia escuela La Salle, ya debió haberse gestado antes de la pandemia, pero la crisis del coronavirus impidió llevarla a cabo por los alumnos de aquella promoción. Y ha sido este curso cuando Albert Puig y Pau Rosell han aceptado el reto. “Nos enteramos que no habían podido ir en aquella ocasión y pensamos en llevarlo a cabo nosotros. La escuela nos cede el vehículo y nosotros debemos correr con todos los gastos que acarrea el preparar el coche y participar en la prueba. Hemos tenido que buscar patrocinadores y ayudas diversas para un presupuesto de unos 4.000 euros”, explica Puig.El Seat Marbella que han tenido que preparar tiene un motor con una cilindrada de 900 cc y 40 CV de potencia. “El año pasado comenzamos preparando el motor y ahora la caja de cambios”, explican. Eso ha sido lo más básico, pero para convertirlo en un vehículo apto para atravesar las arenas y rocas del desierto del Sáhara, han tenido que levantar el cárter del coche y colocarlo de hierro, poner ruedas de tacos, elevar las suspensiones y colocar un snorkel (para evitar entrada del polvo y del agua), además de arneses de competición. También han puesto luces LED, y volante y asientos de competición. Comenzaron a trabajar con el coche en septiembre, pero aún les quedan horas de faena hasta que embarquen en Barcelona rumbo a Nador el 21 de marzo. “Tuvimos que desmontar el coche para pasar la ITV como de serie y ahora tenemos que volver a montarlo y ver qué podemos mejorar”, concluyen.

Un raid para amateurs con mucho desierto

La vigésima primera edición de la Maroc Challenge, que se celebrará del 22 al 30 de marzo, presentará importantes novedades con respecto a las últimas ediciones, ya sea en cuanto al diseño del itinerario como en lo que hace referencia a recorridos inéditos en la historia de la prueba. Este raid para amateurs tiene un recorrido de unos 2.000 km dividido en seis etapas y este año comenzará por primera vez en Er-Rachidia, tras etapa de enlace desde Nador, lo que significa que habrá más desierto que nunca.
tracking