SEGRE

ESNOTICIA

Lleida cuenta con el doble de camas UCI que en la primera oleada de la Covid

Los hospitales de Lleida cuentan actualmente con el doble de camas para enfermos críticos, 73, que cuando empezó la primera oleada del coronavirus el pasado mes de marzo. El director del Servei Català de la Salut, el leridano Adrià Comella, considera que la respuesta que se está dando a la actual segunda oleada de la pandemia es mucho mejor.

Adrià Comella, durante una reciente visita al hospital Arnau de Vilanova.

Adrià Comella, durante una reciente visita al hospital Arnau de Vilanova.CATSALUT

Creado:

Actualizado:

“Esta segunda oleada la hemos gestionado de forma diferente a la primera, cuando tuvimos que cerrar todo y llegamos a tener a 1.600 personas en las UCI. Ahora no se ha cerrado todo y hemos podido mantener gran parte de la actividad asistencial y podemos estar salvando más vidas. La respuesta es mucho mejor, y si hubiera una tercera oleada seguro que también sería mejor que en esta”. Así valora cómo se está afrontando la nueva oleada del coronavirus en Lleida y Catalunya el director del Servei Català de la Salut (Catsalut), el leridano Adrià Comella. En declaraciones a SEGRE, destaca que “la capacidad de respuesta sanitaria ha crecido mucho”. En este sentido, señala que al inicio de la pandemia en toda Catalunya había 575 camas para enfermos críticos, que se ampliaron con medidas provisionales hasta 1.500 para acoger a los enfermos graves. Ahora, la capacidad inicial se ha doblado. “Tenemos 1.100, y su número es elástico según la demanda”, precisa. En Lleida, dice que “antes de la crisis sanitaria teníamos 38 camas para críticos, que aumentamos hasta 62 adaptando espacios. Actualmente tenemos preparadas 73 y en los próximos meses se ganarán 12 más gracias a la construcción del edificio polivalente del Arnau”.

A nivel de recursos humanos, asegura que durante la pandemia han contratado a unos 6.000 profesionales. Especifica que entre junio y septiembre se incorporaron 3.258 a la Primaria, un 15% más. En Lleida, la cifra global es de más de 500, de los que unos 40 son médicos, 350 personal asistencial no facultativo y unos 180, personal no sanitario. Calcula que cerrarán el año habiendo aumentado en unos 2.000 millones el presupuesto de Salud, que inicialmente era de unos 11.000.

Comella señala, no obstante, que “por muchos recursos que haya el volumen de afectados es muy grande”, por lo que remarca la necesidad de que “todos mantengamos la concienciación de observar determinadas medidas que pueden evitar la transmisión del virus, porque cuando la perdemos los casos se disparan y es necesario recurrir a medidas que no nos gusta aplicar y que tensionan a diversos sectores”. Precisamente, las actuales restricciones han generado múltiples críticas. Al respecto, defiende que “no son medidas fáciles, pero se basan en criterios técnicos y científicos”. Añade que “una mayor o menor movilidad e interacción social comporta una mayor o menor transmisión del virus”. “Si hubiera medidas menos lesivas, Salud Pública sería la primera en proponerlas, pero Catalunya no hace nada muy diferente de lo que se hace en Europa, donde se aplican medidas muy parecidas y sobre los mismos sectores. Aunque sea muy duro, no hay muchas alternativas”, concluye.

tracking