SEGRE

LLEIDA

La vieja escuela Balàfia de Lleida acogerá un espacio residencial para 'sin techo'

No vinculado al Plan Iglú, sino más genérico

También habrá servicios administrativos y sociales y zonas para encuentros vecinales y talleres

L’alcalde va visitar ahir les instal·lacions de l’antic col·legi Balàfia.

El alcalde visitó ayer las instalaciones del antiguo colegio Balàfia. - GERARD HOYAS

Creado:

Actualizado:

En:

La antigua escuela Balàfia, en desuso desde este curso al trasladarse sus alumnos y los del colegio Pinyana al nuevo centro Minerva, acogerá un espacio residencial para personas ‘sin hogar’ con entre 20 y 25 plazas, no vinculadas al Plan Iglú que se activa en los meses más fríos y ahora se ofrece en el pabellón 3 de la Fira de Lleida, sino más genéricas. Así lo anunció ayer el alcalde, Fèlix Larrosa, que visitó las instalaciones y no quiso concretar cuándo se podrá poner en marcha este servicio. En este sentido, apuntó que dependerá del proyecto arquitectónico que elaboren los servicios técnicos municipales para adecuar el inmueble, que data de los años sesenta del siglo pasado y no ha sido rehabilitado.

Este no será el único uso del equipamiento, que está formado por tres edificios independientes que suman una superficie de casi 2.500 metros cuadrados. Habrá espacios para ubicar servicios administrativos y sociales para el conjunto de la ciudadanía y otros para albergar encuentros vecinales y talleres, explicó Larrosa. Además, uno de los tres inmuebles, aún por determinar, albergará la denominada Casa Lila, en el marco de potenciar las acciones para mujeres. También está previsto abrir al barrio el patio que rodea los tres inmuebles (incluye una pista deportiva). “Queremos que la antigua escuela sea un ‘hub cívico’, un espacio donde pasen muchas cosas, que sea dinámico”, destacó. 

Añadió que “hoy es el pistoletazo de salida de un nuevo modelo de inclusión y de una ciudad acogedora”, que culminará en 2030, pero que tiene prevista acciones ya para finales de este año o principios del próximo. “La voluntad del gobierno es llevarlo adelante, con espacios de asesoramiento, integración y segunda oportunidad”, argumentó, y recordó que el modelo de inclusión prevé ofrecer servicios también en otros edificios de la ciudad, como el antiguo convento de las Josefinas. Asimismo, Larrosa quiso dejar claro que diferencian la acogida de los temporeros que llegan a Lleida para trabajar de los servicios pensados especialmente para las personas ‘sin hogar’, como el previsto en el antiguo colegio Balàfia. El alojamiento para temporeros para el próximo verano ya está a concurso y la Paeria anunció que seguiría en el pabellón 3.

tracking