SEGRE

LLEIDA

Más de 20 jóvenes voluntarios rehabilitan las escaleras de 2 bloques y 3 pisos en el barrio de la Mariola, en Lleida

Tienen entre 15 y 18 años y vienen desde Barcelona y Argentona para participar en la novena edición de 'La Murga'

Proyecto de dos asociaciones de la ciudad que colaboran con los servicios sociales

Joves voluntaris i monitores amb el Jesús, un dels veïns.

Jóvenes voluntarios y monitoras con Jesús, uno de los vecinos. - AMADO FORROLLA

Publicado por
Lleida

Creado:

Actualizado:

En:

Los vecinos de dos bloques del Grup Mariola (antiguos Ramiro Ledesma) y de tres pisos del barrio están viendo como sus escaleras y hogares cambian totalmente de aspecto gracias al voluntariado de 24 jóvenes de 15 a 18 años de cuatro agrupaciones de escoltas de Barcelona y Argentona, que llegaron a la ciudad el sábado y estarán rehabilitando viviendas hasta este jueves. Forman parte de La Murga, un proyecto organizado por las asociaciones sociales leridanas Lo Manaix y Alosa que pretende despertar su conciencia crítica ante las desigualdades sociales mientras ayudan a dignificar las casas de la Mariola.

Mauro, uno de los voluntarios, tiene 16 años y ha venido por primera vez a Lleida desde Barcelona. Está ayudando a pintar la escalera de un bloque, y explica que “los vecinos nos están ayudando mucho, nos han dicho que les pidamos lo que necesitemos, nos han dado bebidas, dejado una escalera y hemos podido limpiarnos las manos en sus casas”. Uno de los vecinos es Jesús, un pintor profesional que también ha querido ayudar y celebra que “quedará todo mucho mejor de lo que estaba, y trabajar en grupo es bueno para ellos”.

La mayoría de los voluntarios nunca habían cogido una brocha o un rodillo para pintar, por lo que los diez monitores que les acompañan y los siete miembros del equipo de La Murga les dieron enseñanzas básicas. “No somos profesionales, pero también rascamos paredes y ponemos masilla cuando hace falta”, explica Maria Solé, una de las coordinadoras. También han hecho actividades pedagógicas para conocer cómo es la Mariola y qué se encontrarían en el barrio. “Hacemos un aprendizaje en servicio que les aporta conocer a personas con condiciones de vida muy diferentes a las que están acostumbrados”, añade Solé. 

Mientras están en Lleida, los jóvenes conviven y se alojan en la escuela de Santa Maria de Gardeny, en el barrio. Los jóvenes que participan en esta novena edición del proyecto conviven con personas con riesgo de exclusión social que están en seguimiento por parte de los servicios sociales del barrio, que impulsan la iniciativa. Los vecinos de los pisos que rehabilitan son una pareja de edad avanzada, una familia monoparental con dos menores y otra familia nuclear con también dos menores a cargo.

tracking