SEGRE

LLEIDA

Lleida registra 268 violaciones y abusos en 2023, un 36% más que un año antes

El año pasado se registraron más de dos delitos por hora en las comarcas de Lleida, según el Balance de Criminalidad del ministerio del Interior. Hubo 268 violaciones y abusos sexuales, un 36% más que en 2022. Se contabilizaron tres crímenes –dos ellos asesinatos machistas–. También se contabilizaron tres robos en viviendas al día.

Foto d’arxiu de l’acte contra les violències masclistes i LGTBI-fòbiques a Pardinyes el 25N passat.

Foto de archivo del acto contra las violencias machistas y LGTBIfóbicas en Pardinyes el pasado 25-N. - GERARD HOYAS

Lleida

Creado:

Actualizado:

En:

Los cuerpos policiales registraron el año pasado 268 casos de delitos contra la libertad sexual en las comarcas de Lleida, lo que representa un incremento del 36% respecto al año 2022, cuando hubo 197, según el Balance de Criminalidad del ministerio del Interior, en los que hay contabilizados los casos de la provincia y de la capital (ver tabla). Es decir, 71 casos más y una media de 5,1 casos por semana. 

De estos, 105 fueron violaciones por las 77 registradas el año anterior (36,4% más). De los 268 casos que hubo en la demarcación, la mitad (130) fueron en Lleida ciudad, lo que supone un incremento del 58,5% de 2022. Asimismo, 51 de ellas fueron violaciones (por las 37 en 2022). Una de las causas que explican este incremento de datos, según los expertos, es que cada vez hay más consciencia a la hora de denunciar.

En cuanto al total de infracciones penales, el año pasado hubo 22.350, lo que supone 2,5 delitos cada hora. Son un 3,4% más que hace un año, cuando fueron 21.620. En este sentido, un 41,5% de los casos se notificaron en la ciudad de Lleida, donde hubo un descenso del 5,5% con un total de 9.283 infracciones penales. Los hurtos –robos al descuido de móviles, carteras y pequeños objetos, principalmente– lideran el ranking y son el 20,9% (uno de cada cinco). 

Asimismo, cabe destacar que hubo al día una media de tres robos con fuerza en domicilios al día (1.068) y de un robo con violencia (395). Los primeros aumentaron un 14,1% mientras que los segundos descendieron un 17,5%. Se trata de dos de los delitos que generan una mayor percepción de inseguridad. En cuanto al tráfico de drogas, se contabilizaron 135 causas, un 12,5% menos. 

En relación a los delitos de sangre, hubo tres asesinatos, por los siete el año pasado. Dos de ellos fueron casos de violencia machista. El primero tuvo lugar el 23 de enero en Balaguer y la víctima fue una mujer de 38 años. Su pareja avisó a los Mossos de que se la había encontrado muerta y dijo que se había suicidado. Al día siguiente fue detenido como presunto autor del crimen. 

En octubre, la policía catalana halló los restos de una mujer enterrados en Torallola. Eran de una joven de 28 años que había desaparecido en mayo. Arrestaron a un vecino de La Pobla. Por último, el 16 de diciembre murió un vecino de Tàrrega de 86 años en un asalto en su casa. Los Mossos detuvieron a cuatro hombres que han sido encarcelados.

Infraccions comeses els anys 2022 i 2023

Las estafas informáticas, el 96% de la cibercriminalidad

La cibercriminalidad sigue al alza con 4.710 casos, un 15,7% más que en 2022. Del total, casi el 96% son estafas informáticas. En este sentido, sobre los fraudes en la red, los expertos afirman que son complejos de perseguir y que la cifra todavía es mayor porque no se denuncian todos los casos. El incremento ha sido notable en los últimos años, especialmente durante la pandemia, que supuso un mayor uso de internet debido al confinamiento, para hacer compras pero también inversiones en criptomonedas. Esto ha elevado exponencialmente el riesgo de ser víctima de la ciberdelincuencia, que es una prioridad a combatir para los cuerpos policiales.

tracking