SEGRE

La comisión de Justicia del Congreso da luz verde a la amnistía y el pleno votará la ley el próximo 14 de marzo

PP y Vox cargan contra la iniciativa y avisan de que es "corrupta" y un "golpe de estado secesionista"

La Comisión de Justicia del Congreso reunida este jueves para debatir la ley de amnistíaACN

Publicado por
acn

Creado:

Actualizado:

La ley de amnistía ha superado este jueves el penúltimo debate en el Congreso antes de ir hacia el Senado. PSOE, ERC y Junts han sellado el acuerdo en la Comisión de Justicia de la cámara baja, que se ha reunido a las 11 de la mañana en medio de un notable interés mediático. El órgano ha aprobado la incorporación de una enmienda transaccional que, entre otros, establece que quedan excluidos de la aplicación de la ley los actos que puedan ser calificados de terrorismo según la directiva europea. Un giro que elimina del texto las referencias al Código Penal español para asegurar que la amnistía incluye también a los encausados del Tsunami Democrático. Una vez superado el trámite a comisión, la norma está lista para votarse de nuevo en pleno el próximo 14 de marzo.

La aprobación a comisión ha ido precedida de un debate que ha servido para que el PP y Vox cargaran contra la norma afirmando que es "una ley corrupta" (PP) y supone un "golpe de estado secesionista" (Vox). "Aquí no se ha cerrado nada, por|para mucho que lo reitere una vez y otra el PSOE. Se vuelve al punto de partida", ha alertado a la diputada popular Cuca Gamarra. Para|Por el PP, la amnistía desprotege el Estado para que el independentismo "lo pueda volver a hacer, pero desde la impunidad". Gamarra ha añadido que la ley de amnistía es "injusta, inconstitucional e inmoral" y sólo busca perdonar los delitos más graves en democracia: la traición en el estado, el terrorismo y la corrupción.

"Estamos ante una ley corrupta que es el pago, la transacción, que Ustedes (el PSOE) tienen que hacer para seguir al poder," ha afirmado Gamarra. Han conseguido empeorar aquello que ya estaba mal. Les enmiendas que incorporan hacen la ley más inconstitucional e ilegal", ha resuelto la diputada diciendo que la amnistía no tiene nada impecable, tal como afirma el PSOE.

Desde Vox, el diputado Javier Ortega Smith ha iniciado su intervención avisando de que la sesión de la Comisión de Justicia supone un "fraude a la legalidad" y una "cacicada", ya que la proposición de ley fue rechazada por la mayoría absoluta de la cámara baja, de manera que tenía que ir "a la papelera". Para los de Santiago Abascal, la norma no es "objetiva", está hecha "con nombres y apellidos" y bajo demanda de Junts y ERC. "Se amnistiarán delitos de torturas o contra la paz", ha recordado. "Es un golpe de estado secesionista", ha remachado.

“Política de verdad”

Por el contrario, el PSOE, Sumar y las fuerzas nacionalistas e independentistas han aprovechado el debate en comisión para exponer las bondades de la amnistía y defender la utilidad política y rigor jurídico. Desde la bancada socialista, el diputado Francisco Aranda ha explicado que las enmiendas a las leyes son una práctica "habitual" en la elaboración de cualquier ley, de manera que no se entienden las quejas del PP, que ha intentado suspender la comisión al considerar que no habían tenido tiempos de analizar los cambios a la amnistía que se ha votado hoy. Con respecto a la misma norma, ha dicho que permite cumplir el compromiso de Sánchez en favor de la "desjudicialización" y abrir una nueva etapa a Cataluña. "Es una ley buena para Cataluña y buena para España", ha resumido Aranda.

"La ley entró impecable y saldrá impecable, como no podía ser de otra manera. Es respetuosa con el marco europeo, está cogida al derecho europeo, las recomendaciones de la Comisión de Venecia y el Convenio Europeo de Derechos Humanos. Es una ley muy trabajada por un tiempo nuevo", ha insistido Aranda antes de decir en que no perdonan ni los delitos graves de terrorismo, torturas, traición, enriquecimientos ilícitos o contra la "independencia de España". "Estamos haciendo política de verdad", ha resumido.

Volver a "avanzar"

Por parte de ERC, la diputada Pilar Vallugera ha adelantado que también retiraban sus enmiendas a la ley de amnistía al considerar que quedaban recogidas al texto votado hoy en Comisión. Por otra parte, ha dicho que la norma reconoce que en Cataluña no se produjo ningún delito castigable durante el proceso y mejora puntos como el de la malversación. "Nos permitirá volver a un punto para avanzar todos juntos de nuevo en este horizonte de libertad, que se tiene que hacer a través de un referéndum de autodeterminación", ha prometido Vallugera. Con respecto al contenido del texto, ha dicho que es tan inatacable como el anterior, aunque la judicatura seguirá siendo "la que es". "Esta ley puede ser parada ahora y antes", ha alertado.

"Nos habríamos podido ahorrar algunos de los juicios que se han abierto durante este mes y medio, y algunas de las condenas que han recaído. No hemos llegado a tiempo", ha lamentado la diputada. Para los republicanos, la amnistía podrá restaurar en la medida del posible" el malo hecho a centenares de personas encausadas o condenadas por participar en el movimiento independentista. "Este es un primer paso, pero no será el único", ha remachado.

El diputado de Juntos Josep Maria Cervera ha aprovechado su intervención para reivindicar la decisión de su formación de no avalar en la primera el redactado de la norma considera que tenía "carencias importantes". "Cuando los diputados de Junts votamos que 'no' es porque tenemos motivos de peso para hacerlo", ha defendido. Para Juntos, su "exigencia" ha sido un "acierto" porque permite introducir las recomendaciones de la Comisión de Venecia después de una visita a petición del PP.

"Hoy retiramos nuestras enmiendas y transaccionales anteriores para apoyar los nuevos recodos por seis grupos de esta cámara en los cuales agradecemos su apoyo como también el del grupo mixto, representado aquí por Podemos", ha añadido Cervera. Finalmente, el diputado de Juntos ha afirmado que la norma servirá para proteger de forma "inmediata" a todos los encausados del proceso. "Una ley que, ahora sí, refuerza y adapta a los estándares europeos las exclusiones de terrorismo, la traición y la malversación, para dificultar las tentaciones de aquellos que quieren hacer un mal uso," ha concluido.

Desde Sumar, Gerardo Pisarello ha dicho que la amnistía es "una buena ley" que beneficia a los independentistas, pero también a los que quieren entrar por una vez en un "nuevo tiempo político" centrado en asuntos sociales "más urgentes". "El grande derrotado es el PP, que veinte años después de los atentados del 11-M ha demostrado que con el fin de tener el poder está dispuesto a mentir", ha agregado. El dirigente de los comunes también ha dicho que la norma también supone una derrota por Feijóo, que ha acabado alineado con las posiciones más duras de su partido, y para|por algunos jueces que han "comprometido su imparcialidad".

EH Bildu, el PNV y Podemos defienden la norma

Desde EH Bildu, Jon Iñarritu ha resaltado que la amnistía permite que el conflicto catalán se resuelva por la vía "del diálogo" y no a través de los tribunales y el orden público. "Esta ley puede ser que deje abierta a la interpretación de un magistrado de vocación prevaricadora", ha avisado. Con respecto a la negativa del PP, les ha recomendado que "cambien el argumentario" después de escuchar el veredicto de la Comisión de Venecia, favorable a la norma.

Por parte del PNV, el diputado Mikel Legarda ha afirmado que la amnistía permite recuperar "el diálogo, la negociación, la concordia perdida, la convivencia y la paz social". A pesar de que, ha admitido que es legítimo que algunas voces consideren la norma equivocada, según su opinión, no pone en peligro ni la democracia ni la separación de poderes en el Estado. "Abre la puerta al reconocimiento efectivo de la plurinacionalidad", ha remarcado. Desde Podem, la diputada Martina Velarde ha celebrado que la norma salga adelante, pero ha lamentado que no se haya contado con la voz de su formación en la negociación de las enmiendas.

Nuevo redactado de la amnistía

Un mes después del fiasco que supuso el 'no' de Juntos a la ley, PSOE, ERC y Junts han escenificado a la Comisión de Justicia un acuerdo cerrado la última semana después de varias transacciones y modificaciones al texto de la iniciativa. Entre otros elementos, el acuerdo implica uno nuevo redactado en las exclusiones a la amnistía. Así, se podrán acoger los investigados relacionados con el proceso por supuestos delitos de terrorismo, entre ellos nombres vinculados a Tsunami Democrático como Carles Puigdemont o Marta Rovira. El texto incluye también los delitos de alta traición adaptados a los estándares europeos y no al Código Penal español.

La transaccional de la ley elimina las referencias de la ley al Código Penal español como fuente de definición del terrorismo, y deja sólo la tipificación que hacen los convenios internacionales. Diferencia así entre lo que considera como terrorismo el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional y lo que se entendería que es terrorismo según los convenios internacionales.

El nueve redactado también reescribe el artículo 1 con respecto a quien se puede beneficiar de la amnistía –tal como pedía la Comisión de Venecia- para evitar que se puedan acoger casos de corrupción. En un comunicado firmado ayer por los tres grupos, el PSOE, ERC y Junts anunciaron que el texto definitivo era fruto de "días de trabajo conjunto" y "teniendo en cuenta las directrices del derecho constitucional, europeo e internacional, así como el informe preliminar de la Comisión de Venecia". Eso ha permitido que la norma pueda devolver el Congreso con los apoyos|soportes suficientes para salir adelante definitivamente.

Próximos pasos

Después de su aprobación por segunda vez en comisión, la ley irá de nuevo al Congreso. Superado el voto en la cámara baja, tendrá que ir al Senado, donde el PP –que tiene mayoría absoluta- ya ha adelantado que aprovechará para intentar torpedear la ley, con peticiones de comparecencias y alargando los plazos hasta que la rechace finalmente al cabo de dos meses. Estará entonces cuando la ley pueda volver en el Congreso -previsiblemente en el mes de mayo- donde quedaría definitivamente aprobada y lista para ser publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Cuando eso pase, será de pena aplicación y los jueces tendrán que adaptar sus resoluciones a lo que establece.

Una vez encauzada la amnistía, el gobierno español todavía ya la siguiente meta volante de la legislatura: la aprobación de los presupuestos generales del Estado para el 2024. Los socialistas necesitan de nuevo el 'sí' de todas las formaciones que permitieron la investidura, incluidos ERC y Junts. Esta semana, el portavoz de Juntos en el Senado, Josep-Lluís Cleries, ya ha dejado claro que su formación está abierta a la negociación de unos presupuestos sociales, pero ha advertido el PSOE que hay que corregir el déficit crónico de ejecución.

tracking