SEGRE

Peligran los presupuestos de la Generalitat: La reunión entre Aragonès y Albiach acaba sin acuerdo

El ejecutivo y En Comú Podem mantendrán el contacto pero crece la opción que el Parlamento devuelva los presupuestos en Palau

La presidenta del grupo de En Comú Podem, Jéssica Albiach, llega a Sant Jaume

Publicado por
acn 

Creado:

Actualizado:

La reunión entre el presidente Pere Aragonès y Jéssica Albiach para intentar salvar los presupuestos ha acabado sin acuerdo. Después de un martes lleno de encuentros, y a menos de 24 horas del debate a la totalidad en el Parlamento, el ejecutivo y En Comú Podem no han conseguido superar los obstáculos, centrados en el proyecto del Hard Rock. De esta manera, aunque las dos partes se han conjurado en mantener el contacto, crecen las opciones que la cámara acabe devolviendo las cuentas a Palau. El encuentro no ha durado ni 45 minutos. Según fuentes de los comuns, "no ha desencallado nada", pero mantienen que están "abiertos hasta la hora de la votación" en la cámara. Presidencia lamenta que ECP está "enrocado" y no se mueve aunque han hecho propuestas.

Después de la reunión sin acuerdo, fuentes de Presidencia han destacado que han seguido haciendo propuestas a los comuns y que hay un acuerdo "prácticamente total" sobre los presupuestos, pero que el proyecto del Hard Rock sigue siendo lo "escoge" que hace traquetear las cuentas. Ante el "enrocamiento" de ECP, estas mismas fuentes "dudan" de la "voluntad real de avanzar" del grupo de Jéssica Albiach.

Desde el otro lado, fuentes de los comunes aseguran que continúan el Govern les responda sobre su propuesta de moratoria –que plantearon al pleno monográfico de la sequía— a planteamientos urbanísticos en tiempo de sequía, como opción para frenar el Hard Rock, una opción que el Govern ya ha descartado públicamente. De la misma manera, las fuentes de ECP señalan que no han recibido ninguna propuesta alternativa por parte del ejecutivo.

A lo largo de este martes, Gobierno y comunes han intensificado los encuentros. La primera ha tenido lugar poco después de las 11 horas, con los equipos negociadores habituales. A las 14:30 se ha sumado el portavoz de En Comú Podem, David Cid, acompañado del diputado Joan Carles Gallego, en un segundo encuentro en Palau. Y después de comer, a las 16:30, el encuentro ha sido al más alto nivel entre Pere Aragonès y Jéssica Albiach.

El Hard Rock como obstáculo

El Gobierno ha descartado este mediodía comprometerse a parar el Hard Rock, porque insiste en que no está en sus manos. Así lo ha afirmado la portavoz, Patrícia Plaja, durante la rueda de prensa de este martes en Palau, posterior al Consejo Ejecutivo, y justo después de que acabara una nueva reunión entre los equipos negociadores del Gobierno y en Común Podemos.

Albiach había pedido por la mañana un "compromiso" que el Hard Rock no saca adelante, hecho que Plaja ha respondido que "es imposible": "El Gobierno no tiene margen para detener una tramitación en marcha". La portavoz también ha avisado de que la negociación entra ya en tiempo de descuento. Y ha apuntado que Albiach también tiene "canales y palancas" en Cataluña y Madrid para forzar a los socialistas a renunciar al Hard Rock.

Todos los escenarios abiertos

Sin unos nuevos presupuestos para el 2024, en Palau no se descarta ningún escenario. Ya hace días que el ejecutivo avisa de que, si los comunes tumban las cuentas, "habrá consecuencias", y todo apunta que ERC podría negarse a aprobar los presupuestos del Estado.

Asimismo, entre las filas de los republicanos -en Palau y en Calabria- también aumenta el debate sobre qué hacer en Cataluña. Por una parte, el Gobierno puede mantener la prórroga presupuestaria e intentar negociar partidas concretas para ampliar las cuentas del 2023, todo y que con poco margen. Sin embargo, al mismo tiempo, cada vez hay más voces que estudian el escenario de un adelantamiento|adelanto electoral en Cataluña.

La única enmienda a la totalidad aprobada

El Parlamento podría volver a vivir un episodio como el de junio del 2016 todo y que en un contexto y con protagonistas muy diferentes. Hace casi 8 años, la CUP no permitió la tramitación de los presupuestos de JxSí con Carles Puigdemont de presidente de la Generalitat y Oriol Junqueras de vicepresidente y consejero|conseller de Economía.

Fue la primera vez desde la restauración de la democracia, el 1980, que las cuentas no superaban las enmiendas a la totalidad. Así lo decidió el consejo político de la CUP con un resultado ajustado a pesar de tener un pacto de estabilidad parlamentario. Fue cuando los anticapitalistas afirmaron que el pacto político no se había roto sino que había "mutado". Todo en un contexto muy marcado por el proceso.

La cámara catalana se esperó casi un año más para aprobar unos nuevos presupuestos. Fue en marzo del 2017, sólo siete meses antes del 1-O. Entonces dos diputados anticapitalistas votaron a favor y el resto se abstuvieron para permitir la aprobación de unas cuentas que incluían una partida para el referéndum.

tracking