Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

MUNICIPIOS VIVIENDA

Negocian realojar a okupas en Mollerussa y avanzan procesos de desahucio en Les Borges

  • J. GÓMEZ / R. RAMÍREZ
Actualizada 12/09/2017 a las 16:07
La capital del Pla examinará si están en una situación de necesidad que justifique un alquiler social || Habitantes de pisos okupados en la capital de Les Garrigues, a la espera de desalojo o de juicio
Electrodomèstics i escombraries en un racó de l’aparcament.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Electrodomésticos y basura en un rincón del aparcamiento.

R.R.
Electrodomèstics i escombraries en un racó de l’aparcament.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Electrodomésticos y basura en un rincón del aparcamiento.

R.R.
Electrodomèstics i escombraries en un racó de l’aparcament.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Electrodomésticos y basura en un rincón del aparcamiento.

R.R.
Electrodomèstics i escombraries en un racó de l’aparcament.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Electrodomésticos y basura en un rincón del aparcamiento.

R.R.

El ayuntamiento de Mollerussa ha dado los primeros pasos para realojar a algunos de los okupas del bloque de pisos de El Trenquet, en la calle Indústria. El alcalde, Marc Solsona, explicó que han iniciado contactos con los habitantes de seis de las nueve viviendas okupadas para evaluar la situación de cada uno y determinar si se encuentran en una situación de necesidad que justifique el acceso a un alquiler social a través de la bolsa de vivienda municipal.

“No es lo mismo okupar por necesidad que por generar un negocio mafioso”, puntualizó el alcalde. Explicó que colaborarán con los servicios sociales del consell para evaluar cada caso y recalcó que serán “cuidadosos”, ya que “puede haber casos de okupaciones ilegales sin necesidad por parte de personas que cobran ayudas públicas”.

 


Las viviendas okupadas reciben la electricidad de ‘empalmes’ al cableado del edificio

 

Solsona subrayó que la okupación “no debe ser el primer paso para conseguir una vivienda” de alquiler social y recalcó que quien lo hace “no tendrá prioridad frente a quienes han seguido lo que marca el sistema, siempre analizando caso por caso”, concluyó el alcalde. El consistorio está pendiente de aprobar un protocolo para actuar en casos de okupaciones.

Entre tanto, Criteria Caixacorp, propietaria del bloque de de la avenida Santiago Rusiñol de Les Borges Blanques, sigue adelante con demandas judiciales para desalojar a algunos de los okupas de los al menos nueve pisos habitados de forma irregular. Así lo corroboraron algunos de los demandados, sobre quienes pesa una sentencia que les obliga a marcharse como paso previo al desalojo o están a la espera de juicio.

Los habitantes de los pisos okupados conviven con los inquilinos de 21 viviendas de alquiler social que la Fundació Bancària La Caixa incluyó tiempo atrás en su programa de alquiler solidario. A raíz de conflictos entre unos y otros, la entidad retiró de forma temporal los pisos vacíos del programa y los ha protegido con puertas blindadas. Tanto la fundación como algunos de los okupas han manifestado su interés en regularizar la situación acogiéndose al alquiler solidario (ver desglose).

Les borges blanques

Puertas donde se reconocen las marcas de cerraduras forzadas en la madera distinguen los pisos okupados en el bloque de la avenida Santiago Rusiñol de Les Borges. Hay media docena solo en una de las escaleras, donde tres viviendas vacías están protegidas con puertas blindadas. Inquilinos y okupas han convivido desde hace más de tres años y la situación es insatisfactoria para la mayoría de los habitantes del bloque.

Casi todos los que acceden a hablar piden anonimato. “Me iría si pudiera”, reconoce una inquilina, que apunta que no puede permitirse un alquiler por encima de los entre 135 y 160 euros del programa de alquiler solidario. “Yo me mudaré al cobrar la paga extra de diciembre”, explica otra. Ruido y música alta por las noches y suciedad en el aparcamiento son algunos motivos por los que quieren marcharse.

Entre los okupas, un joven aguarda a su desalojo tras recibir la resolución judicial que le insta a irse. Una joven, madre de cuatro niñas, espera el juicio para su desahucio este mes. Ambos explican que confiaban en acogerse a un alquiler asequible. “En lugar de eso, ha habido demandas”, lamenta ella. No todos los que habitan pisos okupados están en esta situación. Hay quien lleva tres años sin litigio alguno, aunque tampoco ha visto avances para regularizar su situación. Sin embargo, algún habitante del bloque sí ha pasado de ser un okupa a tener contrato de alquiler. Uno de ellos explica que, pese a ello, compañías eléctricas rechazan dar de alta el suministro eléctrico del piso que, igual que los que están habitadas de forma irregular, recibe la luz de un ‘empalme’ al cableado del edificio.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre