Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

PARECE QUE FUE AYER

El futbolista que asombró a Di Stéfano

Actualizada 03/07/2017 a las 13:30
Pepe Granés es el futbolista con más talento que ha dado el fútbol leridano en toda su historia, pero su amor por la buena vida frenó su prometedora carrera || En todos los equipos en que militó le recuerdan como un jugador sin igual
Granés, en una altra de les etapes amb la UD Lérida.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El debut de Granés (agachado, primero por la izquierda) en el Betis en un abarrotado Heliópolis: 11-0 al Úbeda con dos goles del leridano.

REAL BETIS
Granés, en una altra de les etapes amb la UD Lérida.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Granés, en otra de sus etapas con la UD Lérida.

FONS DANI BADIA
Granés, en una altra de les etapes amb la UD Lérida.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Granés en su debut con la Unión Deportiva Lerida.

FONS DANI BADIA
Granés, en una altra de les etapes amb la UD Lérida.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Granés (izquierda) en Málaga, con otro ex azul, Lluís Pellicer.

FONS DANI BADIA
Granés, en una altra de les etapes amb la UD Lérida.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Granés en el Camp d'Esports.

FONS DANI BADIA
Granés, en una altra de les etapes amb la UD Lérida.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Di Stéfano nunca ocultó su admiración por el juego de Pepe Granés.

FONS DANI BADIA

A Alfredo Di Stéfano le preguntaron en una entrevista sobre qué jugadores le habían impresionado más en su paso por el fútbol español. Respondió que Kubala, ‘Luisito’ Suárez y Pepe Granés. El periodista, extrañado, le replicó que no había oído hablar de Granés. “Tenía otras prioridades en la vida”, contestó el astro argentino.

José Granés Pedro (Lleida, 14 de febrero de 1934) lo tenía todo para ser una gran estrella del fútbol: físico, rapidez, inteligencia, clarividencia para leer los partidos, capacidad de desborde y gol: remataba con los dos pies y era un gran cabeceador. A los 18 años, con tan solo un partido jugado en la Unión Deportiva Lérida, en la
temporada 1951-52 en Segunda División, el Real Madrid de Di Stefano se fijó en él. No llegó a jugar ningún partido oficial (en esa época no estaban permitidos los cambios) salvo un amistoso, aunque ganó la Liga de ese año. Pero llegó a asombrar por sus características al astro argentino que poco después lideraría al Madrid para ganar cinco Copas de Europa consecutivas: las rabonas, ruletas o pases de espuela no tenían secretos para él. Antonio Gausí, otro ilustre del fútbol leridano que  compartió con él vestuario en el viejo Chamartín, contaba que después de los entrenamientos Granés y Di Stéfano se quedaban sobre el césped para jugarse
el aperitivo. Pagaba el que menos acertaba con el balón, desde distintos puntos del campo, en la cruceta de una portería. La mayoría de las veces ganaba  Granés. Di Stéfano siempre decía a los periodistas que, con Kubala y ‘Luisito’ Suárez, Granés era el jugador que más le había impresionado en el fútbol español. Preguntado porqué, a diferencia de los dos jugadores del Barcelona, a Granés no le recordaban, el crack argentino respondía: “Porque tenía otras prioridades en la vida”.

Y es que, bohemio, díscolo y poco amante de la disciplina, a Granés le gustaba la noche y la “dolce vita”, lo que le impidió triunfar, porque él no quiso, en el fútbol de élite. En Lleida, por ejemplo, se acuerdan de cómo se acercaba al patio del colegio Maristes de Anselm Clavé para jugar al fútbol con los alumnos, o cómo un domingo falló un penalti a propósito porque estaba enfadado con el entrenador.


Se apostaba el aperitivo con Di Stéfano a ver quién le daba más veces a la cruceta y siempre ganaba él

 

Y en el Europa, donde le mencionan como “Gran Maestro” y el mejor jugador que jamás ha vestido la camiseta escapulada, aseguran que era tan presumido que cuando recibía un golpe, jamas se recostaba sobre el césped si antes el masajista no colocaba una toalla para poder reclinar la cabeza.

Tras su paso por el Madrid, jugó en el Betis, Castellón, Hércules –en Primera–, Terrassa, Condal, Europa, Mallorca y Reus, donde colgó las botas en 1966. Pero, pese a no durar demasiado en ningún equipo, los aficionados que llenaban las gradas del Heliópolis sevillano, La Viña alicantina, el Cerdenya barcelonés o el Lluís Sitjar mallorquín, se ponían en pie para aplaudir sus genialidades.

En el Betis hizo historia su debut con la camiseta verdiblanca el 18 de enero de 1953. El club militaba en Tercera divisiòn y con Jerez y Cádiz luchaba por el ascenso a Segunda. Cedido por el Real Madrid, se enfrentó al Úbeda al que goleó 11-0 marcando dos goles y maravillando a una afición que, desde entonces, le consideró como su ídolo. No obstante, esa misma temporada acabaría jugando en el Castellón debido a su conflictivo carácter.

En el Lérida, Granés militó en tres estapas distintas: 51-52, en Segunda, con un solo partido jugado –debutó con 17 años– pero suficiente para llamar la atención de Bernabéu; en la 54-55, también en Segunda con 20 partidos jugados y cinco goles; y en la 60-62, ya en Tercera, con 35 partidos jugados, entre las dos temporadas, y 11 goles.

Pepe Granés, a sus 83 años, vive ahora de sus recuerdos en la residencia Santiago Rusiñol, plaza Doctor González Bueno, 16 bajos, de Aranjuez.
 

Diez equipos en quince temporadas en activo
  • UD Lérida 1951-1952 Segunda
  • Terrassa 1956-1957 Segunda
  • Reial Madrid 1952-1954 Primera
  • Condal 1957-1958 Segunda
  • Betis 1953-1954 Tercera (cedido)
  • Europa 1958-1959 Tercera
  • Castelló 1953-1954 Segunda (cedido)
  • Mallorca 1959-1960 Segunda
  • UD Lérida 1954-1955 Segunda
  • UD Lérida 1960-1962 Tercera
  • Hèrcules 1955-1956 Primera
  • Reus 1962-1966 Tercera
El debut con la camiseta blanca, en un amistoso

La primera y única vez que Pepe Granés jugó con el Real Madrid fue el jueves 29 de octubre de 1953 en un amistoso que el equipo blanco disputó en Villanueva de la Serena ante el Vilanovense, al que derrotó por 2-4. Granés no marcó ningún gol pero jugó los 90 minutos. Pocas semanas después fue cedido al Betis. La alineación titular fue la formada por Juanito; Becerril, Campo, Cabrera, Granés, Narro, Sobrado, Vázquez, Marsal, Rodríguez y Gento. También jugaron Cosme, Alvarito y Mata.

 

Detalles

Su carácter bohemio y díscolo frenó la carrera deportiva del futbolista leridano, que al fichar con 18 años por el Real Madrid parecía no tener techo.
Los historiadores del Betis aún recuerdan maravillados los partidos de Granés en los que ponía en pie las abarrotadas gradas del viejo Heliópolis.
En el Europa, donde jugó la temporada 1958-59, aún le mencionan como el jugador más grande que jamás ha vestido la camiseta escapulada 

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre