Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

SOCIEDAD

La generación "mimi", la obsesión por la felicidad inmediata

  • EFE
22/07/2017 a las 12:08
Este es el término con el que algunos psicólogos bautizan a los jóvenes nacidos entre 1986 y 1999
La generació

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Un grupo de jóvenes descansa bajo un árbol en los jardinas del palacio de Miramar de San Sebastián.

EFE/Archivo

Tienen entre 18 y 31 años, están preocupados por la imagen que proyectan, no saben gestionar las emociones y no controlan la ansiedad. Es la generación "mimi", en la que, según psicólogos consultados por Efe, prima la cultura de la búsqueda de "mi bienestar" y "mi felicidad" de forma inmediata.

Este es el término con el que algunos psicólogos, como Jesús Matos, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y especialista en la gestión de la tristeza y desarrollo de la persona, bautizan a los jóvenes nacidos entre 1986 y 1999, aproximadamente.

"Son chicos y chicas que están enfocados en la percepción que tiene el resto de personas sobre ellos", asegura Matos, quien habla de una generación, que prioriza dar a los de su alrededor y a través de distintos medios una imagen de felicidad, y a sentirla realmente.

Fruto de otra generación, la del "baby boom", estos "jóvenes, muchos de ellos amantes de los 'selfies', cultivan el hedonismo", han crecido con la irrupción de las redes sociales en la sociedad y comparten su vida a través de ellas.

Y las personas que publican mucho sobre su vida, suelen tener un autoestima basada en acontecimientos externos, cuando lo ideal es que nuestro autoestima no dependa de ellos, según Matos.

"No midas tu felicidad en 'likes', ni escondas tus inseguridades tras las redes sociales. Invierte en ti mismo, pero no para conseguir la aprobación ajena. Solo márcate pequeñas metas. Este es el único secreto para ser feliz", recomienda este experto, autor de "Buenos días, alegría", una guía práctica donde recoge técnicas y recursos para superar la tristeza.

Son las claves que les pueden servir para hacer frente, según Matos, a la "cultura de lo inmediato" porque estos chavales quieren "resultados rápidos" pero "sin pasar en ocasiones por el periodo del esfuerzo", con lo que les cuesta tolerar la incertidumbre y la frustración.

Los problemas surgen cuando aparecen emociones de tristeza, ansiedad o ira, que son completamente normales y necesarias para la supervivencia, según este experto.

Una de las frases que más han interiorizado en los últimos años es la de "¡para qué voy a esforzarme!" , porque se trata de una generación que está muy preparada para encarar problemas a nivel teórico, pero no cuenta con experiencia para afrontarlos en el emocional, añade.

Se les ha inculcado la idea de la felicidad y se ha hecho en muchos casos con sobreprotección y si es así, los padres, como dice el colaborador del Consejo General de la Psicología de España, Javier Urra, "en lugar de tener un árbol tienen un bonsai".

Esta generación tiene un sentido del tiempo y del espacio totalmente diferente a la de sus antepasados, que les han inculcado en su día a día esta necesidad de ser feliz, agrega.

Pero estos jóvenes también tienen un mayor sentimiento de lealtad, comparten una visión muy amplía del mundo, saben más idiomas, poseen una mente más abierta y están marcados por las nuevas tecnologías, donde se "rompe la frontera entre lo personal y lo público", explica el presidente de la Fundación Psicología sin Fronteras, Guillermo Fouce.

Para el psicólogo, el hecho de que esta generación piense más en su propio bienestar es fruto del tiempo que les ha tocado vivir y achaca su hedonismo a la falta de proyectos a largo plazo.

Fouce considera que la sociedad ha evolucionado hacia el individualismo, pero también hacia mayores cotas de participación y compromiso solidario.

"Estamos en una época nueva que transforma cómo me defino, quién soy y cómo me manejo en la realidad", apostilla Fouce, quien cree que "para bien o para mal" hay que adaptarse a un nuevo contexto.

Etiquetas

¡Únete a la comunidad SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre