SEGRE

La segunda tripulación del proyecto catalán Hypatia empieza a caminar hacia una nueva misión simulada en Marte

La expedición de nueve mujeres, entre las cuales matemáticas e ingenieras, quiere inspirar vocaciones científicas en las niñas

Siete de las nueve 'astronautas' de Hypatia II, Jennifer García, Mònica Roca, Marina Martínez, Ariadna Farrés, Anna Bach, Estel Blay y Laura González, en la presentación en Barcelona de la tripulación para la segunda misión simulada en Marte.Laura Fíguls / ACN

Publicado por
acn

Creado:

Actualizado:

El proyecto catalán Hypatia ha presentado a las nueve mujeres de la segunda misión simulada en Marte, que tendrá lugar del 2 al 15 de febrero del 2025. Se trata de una expedición en una estación en el desierto de Utah, en los Estados Unidos, que recrea las condiciones de un viaje tripulado al planeta rojo. Les ‘astronautas’ de Hypatia II son dos ingenieras aeroespaciales, dos matemáticas, una geóloga, una ingeniera mecánica, una ingeniera en telecomunicaciones, una nanotecnóloga y una publicista, que harán investigación durante la estancia. La misión también pone el foco en la divulgación y quiere visibilizar a las mujeres científicas, así como alejarse del modelo de trabajo “masculinizado”. Con la nueva expedición, el proyecto se consolida y ya piensa en futuras misiones.

La asociación Hypatia Mars nació a raíz de la primera expedición catalana al equipamiento Mares Desierto Research Station (MDRS), en los Estados Unidos, que tuvo lugar el año pasado, con un triple objetivo: hacer investigación espacial, divulgarla y crear referentes femeninos para chicas y niñas.

Ahora, el proyecto catalán consolida esta iniciativa con una nueva simulación marciana, en el 2025, que coincidirá con el Día internacional de la mujer y la niña en la ciencia, el 11 de febrero. Hypatia I trabajó para que existiera Hypatia II y nosotros lo haremos para que exista la III y la IV. Trabajamos para pasar la antorcha a las siguientes”, ha expresado la ingeniera aeroespacial Estel Blay en el acto de presentación de la nueva tripulación, este miércoles en Barcelona.

Blay es una de las integrantes de Hypatia II, junto con la geóloga Marina Martínez, la ingeniera en telecomunicaciones Mònica Roca i Aparici, la publicista Jennifer García Carrizo, la también ingeniera aeroespacial Laura González Llamazares y la nanotecnóloga Lucía Matamoros.

También forman parte las dos tripulantes en la reserva de Hypatia I, la matemática Anna Bach Valls, que será la oficial ejecutiva y el artista en residencia de esta misión, y el estudiante de física e ingeniería mecánica y electrónica Helena Arias.

Completa la tripulación Ariadna Farrés Basiana, investigadora en el centro de vuelo espacial Goddard de la NASA, en los Estados Unidos, desde donde participó en el lanzamiento del telescopio James Webb. Farrés viajó a la estación análoga de Marte en la primera expedición y ahora repite como comandante.

Les nueve ‘astronautas’ de Hypatia II tienen entre 23 y 54 años y han sido seleccionadas de entre una cincuentena de candidaturas. Se han buscado diversidad de perfiles a la hora de configurar la nueva tripulación y la representación de diferentes disciplinas científicas.

Estas mujeres que asumen el nombre de Hipacia -matemática, filósofa y astrónoma, considerada la primera científica de la historia- convivirán durante dos semanas en las instalaciones de la MDRS en condiciones de aislamiento que recrearán las que se encontrarían en una misión tripulada en el planeta rojo. Así, tendrán que vestir de astronautas cuando salgan al exterior o se alimentarán de productos deshidratados, que tendrán que racionalizar.

Durante la estancia, las tripulantes desarrollarán proyectos de investigación, que en los próximos meses acabarán de definir. Algunas de las propuestas que han presentado son desarrollar placas solares resistentes al polvo del planeta rojo; diseñar protocolos para recoger muestras de material geológico de la Luna para analizarlo a la Tierra; monitorizar la conducta de las astronautas análogas en una situación de aislamiento; gestionar de forma circular los residuos de la tripulación o crear un cuento ilustrado infantil de la experiencia en el Marte simulado.

El proyecto Hypatia también quiere contribuir a cambiar la narrativa de la exploración espacial, hasta ahora protagonizada por hombres, e inspirar vocaciones científicas en chicas y niñas. “Soy madre y creo que crear referentes de mujeres científicas y que trabajan en el espacio es muy importante para las niñas, para que tengan aquel lugar donde poder mirarse y pensar que ellas también lo pueden hacer”, ha destacado Blay.

Les tripulantes también se quieren alejar de un modelo de trabajo en ciencia que ven “muy masculinizado” y crear dinámicas “sanas”. “Queremos cambiar la mentalidad de trabajo, ser cooperativos y ayudarnos entre nosotros. También integrar otros valores. Por ejemplo, que se puede dar peso al resto de tu vida sin tener que ser un 'workaholic' para llegar a algún lugar”, ha afirmado Marina Martínez, la primera geóloga en una expedición de Hypatia.

tracking