SEGRE

LLEIDA

Más prevención ante el papiloma

Salud incorpora la prueba a partir de los 30 años para mejorar la detección del cáncer de cuello uterino

En 2025 se hará por automuestra con un kit que habrá que recoger en la farmacia

Presentació ahir del nou programa de detecció del virus del papil·loma humà.

Presentación ayer del nuevo programa de detección del virus del papiloma humano. - GENERALITAT

Publicado por

Creado:

Actualizado:

En:

El departamento de Salud anunció ayer que incorpora la prueba de detección del virus del papiloma humano (VPH) en el cribado en mujeres y personas con cuello uterino de entre 30 y 65 años con el objetivo de mejorar la detección de esta infección antes de que pueda desarrollar un cáncer de cuello uterino. De esta forma, para esta franja de edad la prueba primaria para detectar este virus no será la citología como hasta ahora, sino la prueba específica de detección. Este año se podrá hacer en el centro médico de referencia y, a partir de 2025, se hará por automuestra con un kit que se podrá recoger en la farmacia. Además, a partir del año que viene las mujeres serán llamadas para hacer la prueba para mejorar la participación y que sea un cribado masivo.

Según explicó el conseller de Salud, Manel Balcells, el despliegue se está haciendo en dos fases. La primera consiste en un cribado oportunista aprovechando una consulta médica en un centro de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva (ASSIR). Esta fase se comenzó a implementar el pasado febrero en la Región Sanitaria de Lleida y el cribado se extenderá de forma gradual este año por toda Catalunya. La segunda fase del programa comenzará a desplegarse a partir de 2025 cuando, a través de un SMS, se invitará a las mujeres a recoger un dispositivo de automuestra en la farmacia, donde la tendrán que depositar. Esta prueba también se continuará haciendo en las ASSIR por parte de profesionales. Así, el cribado poblacional se ampliará a toda Catalunya con el objetivo de que esté implantado antes de 2029. Balcells señaló que es un cambio “sustancial” en la estrategia de detectar cáncer de cuello uterino, ya que, dijo, la diferencia entre una citología clásica con la prueba de detección del VPH es una reducción de entre el 60% y el 70% de la incidencia del cáncer de cuello uterino. Por su parte, Laia Bruni, responsable del Programa de detección precoz del cáncer de cuello uterino del Institut Català d’Oncologia (ICO), aseguró que las pruebas del VPH permiten un cribado “mejor, de más calidad y más efectivo”. “Son pruebas muy fiables y una de las ventajas es que no hay que repetirlas tan a menudo”, indicó. Según Salud, las citologías se hacen cada tres años, esta prueba permite alargar los intervalos y solo se tendría que hacer cada cinco años. Un 80% de las personas sexualmente activas se infectarán del VPH en algún momento de su vida. Entre el 5 y el 10% de los casos hay riesgo de desarrollar lesiones precancerosas en el cuello uterino que pueden progresar a un cáncer. Según Salud, entre el 70 y el 80% de los diagnósticos de cáncer son en mujeres no cribadas o subcribadas.

tracking