SEGRE

AGRICULTURA INVESTIGACIÓN

Las nuevas tecnologías y la agricultura de precisión permiten ahorrar el 20% de agua

Así como un 10% en fertilizantes gracias a la zonificación con drones o vía satélite||Instrumentos clave para acometer la lucha contra el cambio climático, la escasez de recursos y la variabilidad de mercado

Los viñedos de Raimat apuestan por la agricultura de precisión-

Los viñedos de Raimat apuestan por la agricultura de precisión-SEGRE

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Los avances tecnológicos están multiplicándose en todas las áreas de la economía y de la vida de los ciudadanos en general, y una buena muestra de ello es la utilización de mecanismos de precisión para conseguir una agricultura más sostenible y eficaz, como ha quedado patente esta semana en una jornada celebrada en Agrónomos. Enric Pedrós del cluster de la Asociación de Fabricantes Exportadores de Maquinaria Agrícola de Catalunya (Femac) con sede en el Parque Científico de Lleida, explica que la agricultura de precisión puede dar respuestas tanto desde el punto de vista medioambiental como económico.

“Ofrece respuestas en un contexto global en el que la agricultura hoy debe afrontar el cambio climático, la escasez de recursos naturales y la variabilidad de los mercados”, explica Pedrós. En esta línea, apunta que los agricultores han de ser cada vez más cuidadosos en la utilización de los imputs, en especial el agua, los abonos, los fertilizantes y los pesticidas. En esta línea, la teledetección o videodetección se presenta como un instrumento muy relevante, dado que permite aplicaciones variables de fertilización y riego. Enric Pedrós remarca que se puede ahorrar un promedio del 20 por ciento de agua y un 10% de fertilizantes. El primero es un bien escaso y minimizar la utilización de ambos es importante desde el punto de vista medioambiental. Para la teledetección se puede utilizar desde imágenes por satélite a otras captadas por avionetas o los drones, una tecnología esta última que está ofreciendo cada vez más posibilidades.

Las imágenes que proporcionan ofrecen la posibilidad de la llamada “zonificación”, es decir, poder determinar las necesidades de imputs, sea riego o fertilizantes por poner un ejemplo, de cada una de las zonas de un cultivo. Económicamente, se reducen gastos, una necesidad si se tiene en cuenta la volatilidad de los mercados a los que se enfrentan los payeses.

La teledetección, más extendida en viñedos y al alza en frutales y olivar La teledetección, que utiliza por ejemplo drones o imágenes de satélite para conocer la evolución de las fincas por zonas, tiene especial presencia en viñedos, como el caso de Codorníu-Raimat, mientras que está al alza en otros cultivos, como olivares, almendros o frutales. Así es al menos en la actividad de la empresa Agropixel, cuyo representante David García, explica que supone poder producir de forma más eficiente. Por ejemplo, en el caso de los viñedos, se puede llegar a producir estrés hídrico a la planta de forma intencionada en el nivel adecuado para conseguir uvas de unas características determinadas en función del tipo de vino que se quiera sacar al mercado. Se trata de primar unas ciertas características frente a la cantidad. En fruta se trabaja en especial en la variabilidad de los árboles.

tracking