SEGRE

AGUAS INFRAESTRUCTURAS

Exigen que Govern y DGA coordinen las obras en el Aragón y Catalunya

Más de 14 millones para modernizar el regadío que los payeses entienden como una unidad territorial || Reclaman que ambas administraciones actúen en sintonía

Olona y Ansón, a la izquierda, y Jose Luis Pérez, a la derecha, en una finca de cerezos de Fraga.

Olona y Ansón, a la izquierda, y Jose Luis Pérez, a la derecha, en una finca de cerezos de Fraga.G.A.

Creado:

Actualizado:

El presidente del Aragón y Catalunya, José Luis Pérez, reclamó ayer al consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de la Diputación General de Aragón (DGA), Joaquin Olona; y al director general de Desarrollo Rural de la Generalitat, Oriol Ansón, coordinación en la gestión de la superficie regable (más de cien mil hectáreas que se extienden por ambos territorios) y en la tramitación de las obras pendientes “ya que hablamos de un regadío entre Lleida y Huesca, con payeses a caballo entre las dos provincias, por lo que creemos oportuno un trato igualitario y unificado”, recalcó. Pérez hizo estas declaraciones teniendo en cuenta las importantes actuaciones en las que está inmersa esta comunidad de regantes. De hecho, el Gobierno de Aragón ha aprobado seis proyecto de modernización de regadíos por valor de 14,6 millones y con una subvención de 7,2. La asamblea de febrero ya dio luz verde a una inversión de 5 millones para la construcción de una tubería de 6 kilómetros que saldrá de la acequia de La Mola y que permitirá la supresión de cuatro estaciones de bombeo, lo que comportará un ahorro de 600.000 euros al año en la factura de la luz. También se ratificó la ejecución de la tubería de gravedad desde la acequia de Esplús para aprovechar los caudales del nuevo pantano de San Salvador, entre otras mejoras. La intención del Aragón y Catalunya es seguir suprimiendo estaciones de bombeo mediante tuberías paralelas al canal y continuar con la modernización. Desde 2005 ya ha eliminado más de un centenar de estas instalaciones.

Olona aseguró que Aragón y Catalunya “están obligados a entenderse” en lo que respecta a la gestión de este área regable “con independencia de las vicisitudes políticas, ya que revertirá en el beneficio de los payeses y del sector agroalimentario”. En el mismo sentido se manifestó el director de Desarrollo Rural de la Generalitat, Oriol Ansón, que apuntó que la división territorial de la zona regable no tiene que interferir en las obras que reclama el canal ni perjudicar el ritmo de ejecución “ya que no se puede modernizar una parte y otra no, pues iría en detrimento de los regantes”. Ambos, junto con el presidente de la comunidad, José Luis Pérez, otros regantes y autoridades visitaron varias explotaciones del área reglable en Soses, Gimenells, Raimat y Almacelles, en la comarca del Segrià, y de Fraga y Binéfar, en el Baix Cinca y la Litera, respectivamente, para ver “in situ” las fincas de cultivo.

tracking