SEGRE

SUCESOS TRIBUNALES

Confirman hasta 13 años de prisión por el asalto a una masía en Estaràs

Entre los condenados está la expareja de la víctima, que maquinó el atraco en 2013 || El Supremo rechaza los recursos de diez de los 15 procesados por estos hechos

Vista del juicio que se celebró en octubre de 2018 en la Audiencia de Lleida.

Vista del juicio que se celebró en octubre de 2018 en la Audiencia de Lleida.SEGRE

Publicado por

Creado:

Actualizado:

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia dictada por la Audiencia de Lleida, que en noviembre de 2018 condenó a 15 personas por un doble asalto en una masía de Estaràs, en la Segarra, en el año 2013. Los robos fueron maquinados por la expareja de la víctima, que fue condenada a tres años de prisión, pena que ahora ha sido ratificada por el alto tribunal. En su sentencia, el Supremo rechaza los recursos de siete de los diez acusados que recurrieron el fallo de la Audiencia de Provincial al considerar probada su participación en los hechos. En su defensa, la condenada por idear el robo a su expareja alegaba que planear el robo fue en una “conversación de broma”, una apreciación a la que el tribunal no da credibilidad. Sí que acepta el recurso de tres de los condenados a los que revoca la obligación de afrontar la responsabilidad civil por hechos cometidos en el segundo asalto.

De esta forma, el Supremo confirma las penas impuestas por la Audiencia de Lleida, que consideró a la expareja de la víctima como inductora del primero de los robos, que tuvo lugar en febrero de 2013 y en el que los ladrones huyeron después de que fueran sorprendidos por el propietario. A cuatro años de prisión fue condenado un matrimonio, amigo de la inductora, por participar en los hechos. Las mayores condenas son para los tres hombres considerados los autores materiales del segundo asaltó y que acabó con el propietario de la vivienda gravemente herido después de recibir un disparo en el pecho. Uno de ellos fue condenado a 13 años de prisión y otros dos, a sendas penas de 11 años y medio, por los delitos de tentativa de homicidio, robo y tenencia ilícita de armas.

Al parecer, en la casa había dos cajas fuertes con 500.000 euros y, según ha considerado probado la sentencia, la condenada por inducir los robos se puso de acuerdo con los otros procesados para asaltar la masía de su expareja y llevarse ese dinero. El Supremo justifica las condenas por la intensa investigación policial, que situó a los procesados en el lugar de los hechos, así como en las declaraciones de inculpación de algunos de los condenados. La víctima siempre declaró que sospechaba de su expareja.

tracking