SEGRE

REGADÍOS GESTIÓN

Pinyana contrata más vigilancia para evitar que se malgaste agua durante la campaña

Un nuevo vigilante que se sumará a los 4 que ya hay para impedir que las tomas queden abiertas cuando no se riega || De cara a ahorrar caudales por la falta de lluvias que causa que los pantanos no se llenen

La asamblea de regantes de Pinyana que ayer se celebró en la Casa Canal de Lleida.

La asamblea de regantes de Pinyana que ayer se celebró en la Casa Canal de Lleida.AMADO FORROLLA

Publicado por

Creado:

Actualizado:

La comunidad de regantes del Canal de Pinyana ha decidido ampliar la vigilancia para evitar el despilfarro de agua durante la actual campaña de riego y, de este modo, controlar el gasto de reservas ya que la falta de precipitaciones impide que los pantanos recuperen caudales. Según el presidente, Ramon Piqué, “habrá que extremar al máximo el control durante esta temporada para que el año que viene haya agua suficiente”. Por esta razón, se ha contratado un nuevo vigilante que se sumará a los cuatro que ya hay para evitar que las tomas queden abiertas después de los turnos de riego.

Incrementarán la vigilancia entre las 20.00 y 22.00 horas por todas las acequias de la comunidad. Así lo explicó Piqué en el transcurso de la asamblea celebrada ayer en la que se constató que los embalses del Noguera Ribagorçana (Escales, Canelles y Santa Ana) tienen caudales suficientes para este verano “pero sería preciso que quedaran reservas para el año que viene si persisten la escasez de lluvias y las altas temperaturas”. En la actualidad, Escales se encuentra al 77,3%, Canelles al 50,5% y Santa Ana al 73%, unos niveles óptimos tras el deshielo.

Sin embargo, Canelles tiene 12,3 hectómetros cúbicos menos que el pasado año en esta misma época. Durante la asamablea también se informó del estado de las obras de modernización tras ejecutarlas en un total de 1.200 hectáreas de la Horta de Lleida. La Generalitat está redactando el proyecto del sector 3, que abarca otras 1.500 hectáreas de los municipios de Benavent, Torre-serona y Corbins y está pendiente de adjudicación el del sector 5, que afecta a otras 1.800 hectáreas.

Otro de los puntos que se expuso es la intención del canal de pujar por el salto del Hidrodata cuya concesión finaliza este mes de julio (ver SEGRE del martes).

Más de 150 guardas para las colectividades del Urgell

El Canal d’Urgell cuenta con un total de 150 vigilantes para recorrer las superficie regable de la veintena de colectividades que lo integran, según explicó su presidente, Amadeu Ros. Son los que se encargan de una buena gestión de caudales para racionalizar el gasto.

Ros indicó que para esta campaña el riego está asegurado y que habrá que hacer todo lo posible para guardar reservas de cara al año que viene dada la escasez de lluvias y nieve. En la actualidad, en el Segre, Oliana está al 75% y Rialb al 46%. El primero tiene 7 hectómetros cúbicos menos que el año pasado en estas fechas y Rialb 136 menos.

Este último almacena 186 de los más de 400 de su capacidad total.

Evitar robos y actos incívicos en la zona regable

Canales como el Aragón y Catalunya también han contratado vigilantes privados para controlar el gasto de agua pero, sobre todo, a raíz de un incremento de los robos en los últimos años. La intención es evitar actos incívicos ante la constante sustracción de baterías, material de cobre, elementos electrónicos de gran valor y aspersores puesto que ha habido veces en que se han llegado a llevar más de 500, según explicó el presidente, José Luis Pérez.

“Queremos evitar una distorsión en el riego y una descoordinación en la apertura y cierre de compuertas”, remarcó.

tracking