SEGRE

ENTREVISTA

Josep Sampé, aficionado al modelismo naval: «Fabrico todas las piezas, ahí está la gracia»

La Sala Marsà acoge desde el viernes y durante todo marzo una exposición que repasa el medio siglo de afición al modelismo naval de este vecino de la ciudad

Sampé amb l’alcaldessa i l’edil de Cultura en la inauguració.

Sampé con la alcaldesa y el edil de Cultura en la inauguración. - LAIA PEDRÓS

Publicado por

Creado:

Actualizado:

¿Cómo empezó su afición al modelismo naval?

Cuando tenía 12 o 13 años hicimos un trabajo en la escuela en el que teníamos que coger un libro de la biblioteca, leerlo y explicar qué decía. Únicamente recuerdo que explicaba que existían unos modelistas que tenían la habilidad de construir barcos en miniatura e incluso ponerlos dentro de las botellas. Aquello se me quedó en la cabeza y en 1973, cuando tenía 18 años, me dieron permiso en casa para comprar las primeras máquinas y conseguí los primeros planos… Una cosa ya llevó a la otra hasta a día de hoy.

¿Qué és lo que más le gusta de su afición?

Todas las piezas están fabricadas por mí mismo. Podría comprarlas y montar el barco, pero me gusta fabricarlas, creo que aquí está la gracia. Al principio tuve muchas dificultades, no entendía los planos, pero a medida de ir insistiendo, lo conseguí. Esta afición me ha traído muchas satisfacciones.

¿Cuántas horas tarda a fabricar un barco?

Depende del barco, la escala, el detalle… pero para poder un ejemplo, con este Sanson (ver fotografía de arriba) tardé 1.200 horas. Algunos llevan unos planos muy explicativos y detallados, en este caso las horas son muchas más.

¿Se tuvo que especializar en muchos ámbitos?

Tanto como especializarme no, pero es verdad que he necesitado aprender técnicas de soldadura, cómo utilizar el torno y la fresadora, cómo hacer moldes y matrices, pintar y pulir la madera.. De hecho gracias a esta afición y a los conocimientos adquiridos trabajé durante 23 años en una ebanistería.

Sampé amb l’alcaldessa i l’edil de Cultura en la inauguració.

Josep Sampé con un Sanson lleno de pequeños detalles con el que ha ganado muchos premios / Laia Pedrós

¿Qué se puede ver en la exposición?

Más de una veintena de barcos, muchos de rellos de vela, que son los que más me gustan. También hay algunos de motor, y todos pueden navegar. Además, se pueden ver el primer y el último barco que he construído. Esta es la tercera exposición que hago en Tàrrega.

También es el presidente del Club de Modalisme Naval de Tàrrega y ha confeccionado réplicas de gran formato como el barco de la cabalgata de Reyes de la capital del Urgell. ¿Cómo está de salud el club?

El club ya existía aunque en un principio solo era de aviones y llegó un momento que quedó en desuso. A raíz de participar en encuentros de modelismo, me animaron a organizar en Tàrrega y ya vamos por la 18 edición. Aquí somos unos 35 miembros y la peculiaridad es que somos uno de los pocos clubs con las tres modalidades: aviones, coches y barcos.

tracking