SEGRE

BALONCESTO LEB ORO

Un club en la encrucijada

La mayoría de los socios fundadores de la entidad, durante una reunión.

La mayoría de los socios fundadores de la entidad, durante una reunión.SEGRE

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Los socios que gestionan el Força Lleida tomarán mañana la segunda gran decisión en los ocho años de vida del club: el relevo en la presidencia. Lo harán votando una moción de censura que la mayoría de ellos presentaron hace unas tres semanas para forzar a Félix González a dejar el cargo en manos de otro de los miembros del consejo, que, salvo sorpresas de última hora, será uno de sus vicepresidentes, Albert Aliaga, que se incorporó a la sociedad hace unas tres temporadas.

Si como todo apunta la propuesta prospera, será el final de una convivencia que ha durado justo ocho años, cuando un 12 de julio de 2012 se presentaba en sociedad en el NH Pirineus el nuevo club, el Força Lleida Club Esportiu, que en abril había registrado oficialmente el técnico Edu Torres, entonces presidente del Lleida Basquetbol, ante la imposibilidad de hacer frente a los pagos que exigía la Agencia Tributaria para saldar la enorme deuda que arrastraba el Lleida Bàsquet SAD, cifrada entonces en más de 2,5 millones de euros.

Ocho de los once socios actuales presentaron la moción de censura para que haya un cambio

El Força Lleida estaba integrado en sus orígenes por trece miembros, de los que ahora se mantienen diez. Fueron Antoni Cudós, Jaume Ramon, Alba Zaragoza, Juan Biurrun, Pere Pauné, Francesc Armengol, José Anton Gómez, Pep Castarlenas, Francesc Ojeda y el propio Félix González. También fueron miembros fundadores Juan Antonio Jiménez, Edu Torres y Francesc Perarnau, que la campaña anterior habían estado en la junta directiva del Lleida Basquetbol, nombre con el que compitió el equipo en LEB Oro aquella temporada 2011-2012. Todos eran accionistas de la sociedad, con una aportación de 30.000 euros, aunque Torres y Perarnau ocupaban, además, un cargo remunerado, el primero el de director deportivo y el segundo, el de gerente.

Pero a los pocos meses de iniciarse la andadura del proyecto, los socios tuvieron que lidiar con la que ha sido, hasta ahora, la mayor crisis de la entidad, que incluso puso en serio peligro su futuro. La mala gestión económica generó un agujero de más de 300.000 euros a causa principalmente del llamado ‘caso de los contratos duplicados’. La junta se encontró en el momento de pagar las nóminas de los jugadores de aquella primera temporada que los contratos que había presentado ante la Federación Española eran de una cuantía muy inferior a los que Edu Torres, como director deportivo, había pactado con ellos. Esta situación provocó el cese del técnico y que los socios tuvieran que suscribir un crédito para hacerse cargo del déficit y asegurar así la viabilidad de la entidad, que aún ahora están pagando.

Ocho años después, el club vive su segunda sacudida interna después de que ocho de los once miembros que actualmente integran la sociedad forzaran a González a la convocatoria de una asamblea, que el pasado 17 de junio se fijó para mañana lunes con un único punto del día: la destitución del presidente y la elección de su sustituto.

La inscripción en la LEB Oro, antes del 17 de julio Ante la situación provocada por la Covid-19, las inscripciones a las categorías estatales se ha retrasado al 17 de julio como fecha tope. El Força Lleida está pendiente de resolver su situación institucional para reunir toda la información y presentarla ante la Federación Española, que incluye un aval de 150.000 euros, que quedará renovado del año anterior, y la inscripción de 36.000 euros, la mitad del importe en el momento de inscribirse y el resto con un pagaré con vencimiento a 30 de septiembre.

tracking