SEGRE

DEPORTES

Apuntan a la ACB

El ICG Força Lleida alarga su racha tumbando al segundo clasificado, un San Pablo Burgos engullido por la defensa local

Empatan en el tercer puesto

Kenny Hasbrouck, que va tornar a ser clau, celebra la victòria mirant cap a la grada.

Kenny Hasbrouck, que va tornar a ser clau, celebra la victòria mirant cap a la grada. - JAVI ENJUANES

Publicado por
Xavier Pujol

Creado:

Actualizado:

¡¡¡Volem ACB!!! Ese fue el grito unánime de los casi 4.000 espectadores que ayer disfrutaron en el Espai Fruita-Barris Nord de otra grandísima victoria de un imparable ICG Força Lleida, que sumó la decimoséptima del curso después de tumbar a otro de los grandes favoritos al ascenso, un San Pablo Burgos (77-72) que acabó engullido por una defensa brutal de los de Gerard Encuentra. En ella brilló con luz propia Rafa Villar, clave en el último cuarto con sus tiros libres y su defensa, además de Hasbrouck, decisivo con sus triples. La victoria sitúa ahora al Força Lleida en una tercera posición compartida y más cerca del líder.

El partido empezó eléctrico, con sendos triples de Hasbrouck y Speight en los primeros 30 segundos, una prueba de lo anotador que sería el primer cuarto. El cuadro de Gerard Encuentra salió entonado y logró una renta de cuatro puntos (7-3) que el Burgos no tardó en enjugar gracias al acierto de Lapornik y, sobre todo, Speight, que con cinco puntos seguidos estableció la máxima ventaja visitante en el ecuador del periodo (9-15). Hasbrouck volvió a salir al rescate de un Força Lleida muy fallón en el pick and roll y con su segundo triple activó al equipo. Dominando por completo el rebote (13 capturas a 6), los leridanos le dieron la vuelta al partido con un Lobo desequilibrante, que cerró el cuarto con un triple (25-22).En el segundo acto ambos equipos bajaron su producción anotadora y el partido se ralentizó. El San Pablo volvió a tomar el mando aprovechando algunos desajustes defensivos del cuadro leridano, que seguía dominando bajo el aro, pero sin sacar excesiva ventaja de ello. Cinco puntos seguidos de Hasbrouck, con su tercer triple de la noche, y otra canasta postrera desde más allá de los 6,75 de Brito dejaron el partido abierto al descanso (41-42).A la vuelta de los vestuarios el partido volvió a cambiar de manos con una salida estelar del ICG Força Lleida con un parcial de 8-0, con dos triples de Matulionis y Simeunovic y una canasta de dos del serbio en un gran contraataque de manual que obligó a Lolo Encinas a parar el partido de inmediato, ya que la ventaja local era la máxima, siete tantos (49-42). Speight salió al rescate y con tres triples seguidos puso de nuevo las tablas (51-51). El conjunto burgalés cerró el cuarto con seis puntos arriba (55-61), una diferencia que logró mantener en el arranque del último asalto. El ICG Força Lleida, arropado por un público incondicional, reaccionó desde la defensa y encontró a un letal Hasbrouck, que empató el duelo a 72 con un estratosférico triple. Villar ahogó a Speight y el Burgos se apagó. Dos tiros libres del barcelonés y otros dos del escolta de Washington, tras un robo de balón del azulgrana, situaron el 76-72 a 16 segundos del final. Los castellanos intentaron la proeza, pero Villar forzó una falta de ataque de Jiménez que cerró el partido.

El equipo de Gerard Encuentra fue el gran dominador de los aros con 38 capturas por 32 del rival

Gerard Encuentra, técnico del ICG Força Lleida, aseguró que la de ayer fue “una victoria muy sudada, muy difícil contra un superquipo al que hemos dejado en 72 puntos”. Los nervios en alguna acción hicieron ir al conjunto burdeos un punto por debajo. “En la primera parte la energía era buena, jugando a nuestro estilo, pero las pérdidas nos penalizaban mucho, con algunos nervios y ganando el rebote nos hemos mantenido en el partido”. Ya en la segunda mitad, el equipo necesitó el empuje del Barris Nord: “En el tercer cuarto hemos salido muy bien pero con el paso de los minutos nos han penalizado mucho en defensa. Ya en el ultimo cuarto ha sido todo al revés, un nivel altísimo en defensa, con un público entregadísimo, sabiendo la dificultad del partido. Mucho mérito para los chicos porque han hecho un partidazo”, afirmó Encuentra.

El técnico, cuestionado sobre cómo gestionar esta dinámica en el vestuario, fue rotundo. “No hemos acabado la Liga, hay que seguir trabajando, porque si nos creemos mejores de lo que somos ya sabemos lo que pasa”.Además, Encuentra resaltó el trabajo a partir de hoy: “Ahora estamos superfelices, la aficion mañana irá a trabajar, igual que nosotros, que pensaremos en el siguiente. Estamos eufóricos ahora mismo, tenemos una confianza altísima, pero tocará gestionarla, recuperarse, y despues pensar en Guipuzkoa, que viene de ganar a Coruña”.Es innegable que la afición del Barris Nord empieza a soñar en grande despues de la excelente racha del equipo –14 victorias en las ultimas 16 jornadas– por ello el técnico estaba “supercontento de que la gente sueñe, pero los de dentro tenemos que tener mucho equilibrio, quedan 10 partidos, no tenemos ni el factor pista asegurado, vamos paso a paso, pero la afición que sueñe, que para eso estamos”

tracking