SEGRE

EMERGENCIAS EQUIPAMIENTO

Los Bomberos de Lleida ya cuentan con su primer colchón de salto para rescates

Amortigua caídas de hasta 16 metros de altura y lo lleva la nueva autoescalera

Els Bombers de Lleida ja compten amb el primer matalàs de salt per a rescats

Los Bomberos de Lleida ya cuentan con su primer colchón de salto para rescates - AMADO FORROLLA

Lleida

Creado:

Actualizado:

El parque de Bomberos de la ciudad de Lleida cuenta con una nueva autoescalera. El vehículo, de última generación, incorpora un colchón de salto para rescates urbanos. Amortigua caídas de hasta 16 metros de altura. Su uso hacía tiempo que se debatía, especialmente desde que en junio del año pasado falleciera una mujer en un fuego en Balaguer.

Los Bomberos de la ciudad de Lleida ya cuentan con el primer colchón de salto para rescates urbanos. Forma parte del material que lleva incorporado la nueva autoescalera, que entró en funcionamiento a finales de la semana pasada. De fácil transporte, se hincha en menos de un minuto y permite amortiguar caídas de hasta 16 metros de altura, lo que vendría a ser unos cinco pisos. Podrá ser utilizado para escapar de las llamas en supuestos de incendios de vivienda, como fue el caso del bombero que salvó la vida de esta forma el pasado 22 de febrero en el trágico fuego en un bloque de pisos de València. “Cuanto más material tengamos, podremos mejorar en este tipo de intervenciones”, comenta Josep Perna, inspector y jefe del área de gestión de la Región de Emergencias de Lleida.

En cuanto a la autoescalera, incrementa las capacidades operativas en salvamentos en altura, extinción de incendios y asistencias técnicas. La altura máxima es de 32 metros (10 pisos) y la escalera dispone de un último tramo articulado que mejora sus prestaciones de accesibilidad. “Por ejemplo en un fuego o un rescate que está localizado dentro de una claraboya”, afirma Ramon Vidal, responsable de vehículos de la Subdirección General Técnica de la Generalitat. La capacidad de carga de la cesta también se ve incrementada hasta los 500 kilos (unas cinco personas frente a las dos de la anterior), lo que permite el rescate simultáneo de varios afectados. Cuenta con más dispositivos electrónicos de seguridad, como detectores de campo electromagnético (para evitar el contacto con cables), cámaras ópticas y térmicas y un sistema de proyección de agua por control remoto (monitor de gran caudal) que reduce la exposición de los bomberos durante las extinciones. Además, del colchón incorpora un amplio abanico de herramientas eléctricas para asistencias técnicas, material sanitario con un desfibrilador semiautomático y dos literas que garantizan la accesibilidad y evacuación de personas en edificios con accesibilidad reducida. La autoescalera que había hasta ahora en el parque de Lleida ha sido llevada a Tàrrega, que tenía la más antigua. Además de Lleida y Tàrrega, también tienen autoescalera en Balaguer, La Seu d’Urgell y Tremp. Los Bomberos llevaron a cabo en 2023 una media de ocho salidas a la semana por incendios en edificios en la demarcación. Según los datos proporcionados a este diario, en 2023 se contabilizaron un total de 443 servicios por fuegos en inmuebles, en los que se incluyen viviendas, lo que se comporta un aumento del 10,7% si se compara con las actuaciones llevadas a cabo en 2022. Cabe destacar que tres de cada diez salidas se concentraron en Lleida ciudad, con un total de 138 servicios, siete más que un año antes.

Un incendio mortal en Balaguer reabrió el debate sobre su uso

El 21 de junio del año pasado hubo un incendio en un bloque de pisos de Balaguer que se saldó con una mujer fallecida al caer al vacío desde una ventana. Ese trágico fuego reabrió un debate sobre la necesidad de utilizar materiales de rescate como los colchones de salto o las lonas. Días después, los Bomberos de la Generalitat confirmaron que las nuevas autoescaleras del cuerpo incorporarían colchones, aunque negaron que la decisión se tomara a raíz de la tragedia de Balaguer, como avanzó SEGRE. Sin embargo, a día de hoy solo hay un único colchón en Ponent, en el parque de Lleida.

tracking