SEGRE

LLEIDA

La federación vecinal dice que Lleida no es tan segura como debería

Pide más Policía Local, cámaras y solucionar el problema de la multirreincidencia

Dos agents de la Guàrdia Urbana patrullant per l’Eix Comercial.

Dos agentes de la Guardia Urbana patrullando por el Eix Comercial. - JORDI ECHEVARRIA

Publicado por

Creado:

Actualizado:

En:

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Lleida (FAV) considera que la ciudad “no es tan segura como lo deseamos y necesitamos” y plantea aumentar el número de agentes de la Guardia Urbana, instalar más cámaras de vigilancia y solucionar el problema de la multirreincidencia, entre otras propuestas, para revertir esta situación. Así lo detalló ayer en un comunicado público después de que el viernes la Junta Local de Seguridad aprobara el nuevo plan de seguridad de la ciudad. Su presidente, Toni Baró afirma que “queremos dar nuestra opinión sobre la seguridad, ya que no coincidimos con algunas de las tesis que se plantearon el viernes y también planteamos medidas factibles que creemos pueden hacer de Lleida una ciudad más segura”.

Asimismo, señala que en el proceso de participación para redactar el plan de seguridad, los representantes vecinales plantearon como principales problemáticas la falta de iluminación de las calles “que incide directamente en la percepción de seguridad y en la propia seguridad”; los hurtos y robos en la vía pública, viviendas y negocios; las okupaciones; las actitudes incívicas relacionadas con la limpieza y la inseguridad como peatones, en las aceras donde muchas veces circulan patinetes, un hecho que no está permitido y que comporta situaciones de riesgo. A continuación, la FAV remarca que “todas estas preocupaciones no nos permiten concluir que Lleida sea una ciudad segura o, dicho de otra forma, una ciudad tan segura como la que deseamos y necesitamos”. 

Las asociaciones de vecinos plantearon aumentar el nombre de agentes de la Guardia Urbana; introducir cambios en la ley para tratar los casos de delincuentes multirreincidentes; aumentar el número de cámaras en las zonas donde hay más inseguridad y en l’Horta; mejorar la limpieza de la vía pública, los contenedores y el mobiliario; ofrecer formación abierta a toda la ciudadanía en educación vial, prevención de riesgos y atención sanitaria básica; concretar las funciones de los agentes cívicos e incrementar el cumplimiento de las ordenanzas municipales.Esta visión contrasta con las cifras que facilitó el viernes la Junta de Seguridad, en la que se detalló que los delitos bajaron un 9,4% en 2023, con 10.240.

tracking