SEGRE

POLÍTICA ECONOMÍA

Los presupuestos del Govern, pendientes de un hilo

La negociación con 'comuns', encallada

Junts enmienda a la totalidad las cuentas y pide eliminar el impuesto de sucesiones

Aragonès i Albiach durant un ple al Parlament.

Aragonès y Albiach durante un pleno en el Parlament. - EUROPA PRESS

Publicado por

Creado:

Actualizado:

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, no había logrado ayer a última hora de la noche cosechar los apoyos suficientes que necesita para sacar adelante los presupuestos para este 2024, cuando apenas quedan unas cuentas horas para que el pleno del Parlament vote mañana las enmiendas a la totalidad que han presentado todos los grupos excepto el PSC, el único con el que ERC ha logrado cerrar un acuerdo, insuficiente para sacar las cuentas adelante.

La clave podrían tenerla los siete diputados de los comuns, pero la reunión que mantuvieron ayer acabó sin acuerdo. El proyecto del Hard Rock es el principal escollo para el pacto. El apoyo al macrocomplejo, pactado con el PSC, es una línea roja para los morados, que además de exigir retirar el plan director urbanístico del Hard Rock, piden también más avances en materia social. Los de Esquerra insisten en que es necesario para atar el apoyo de los socialistas, e insta a los comuns a elegir entre “mantener los recortes de CiU y bloquear unos buenos presupuestos” o bien apoyar las cuentas.Ante este desacuerdo, el aliado alternativo que le queda al Govern es Junts, pero en este caso las diferencias giran en torno a la eliminación del impuesto de sucesiones, algo que ERC rechaza ya desde cuando ambas formaciones compartían el Executiu. Ante esta posición, los de Carles Puigdemont presentaron ayer una enmienda a la totalidad a las cuentas que están dispuestos a retirar si Aragonès acepta su “propuesta”. “Aún hay margen para negociar. La enmienda a la totalidad se puede retirar en cualquier momento, pero la pelota está en su tejado”, aseguró la portavoz parlamentaria de Junts, Mònica Sales. Para ella, el proyecto de presupuestos de la Generalitat para este año “no representa el modelo de país” de Junts y acusó al Govern de querer una adhesión a sus planteamientos, no una adhesión. Teniendo en cuenta este panorama, el Parlament podría volver a vivir un episodio como el de 2016, cuando el pleno tumbó las cuentas de Carles Puigdemont.

tracking