SEGRE

SUCESOS CRIMEN

Un hombre mata a sus hijas de 2 y 4 años y se quita la vida en Almería

Tenía un juicio pendiente por maltratar a la madre de las pequeñas y una orden de alejamiento

Las habría envenenado aprovechando un régimen de visitas

El mas d’Alboloduy on es va cometre el crim acordonat per la Guàrdia Civil.

El cortijo de Alboloduy donde se cometió en crimen acordonado por la Guardia Civil. - EFE

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Un hombre con un juicio pendiente por malos tratos y amenazas a su expareja, de la que tenía una orden de alejamiento, asesinó el domingo por la noche presuntamente por envenenamiento a las hijas de ambos, de 2 y 4 años, aprovechando un régimen de visitas, antes de suicidarse en la localidad almeriense de Alboloduy.

El suceso, que la Guardia Civil investiga como un caso de violencia vicaria como principal hipótesis, tuvo lugar en un cortijo aislado de la pedanía de Las Alcubillas, después de que la madre de las niñas, de origen rumano, se extrañara de que sus hijas no hubieran regresado a tiempo hasta Abla, donde residían desde hacía unos dos años. Sobre las 22.30 horas la mujer se desplazó hacia la vivienda donde residía el hombre, de la misma nacionalidad. Fue ella la que halló los tres cuerpos y dio aviso a la Guardia Civil, denunciando que su expareja había envenenado a sus hijas y se había quitado la vida. Según habría explicado la madre a los agentes, los cuerpos de las dos niñas estaban en la cama, ya estaban muertas. Mientras, su expareja y padre de las pequeñas todavía estaba con vida cuando lo encontró y, presuntamente, habría sido él quien le habría confesado que había matado a sus hijas con veneno antes de tomarlo él también. Esta es la principal hipótesis con la que trabaja también el instituto armado, que afirma que el hombre envenenó a las pequeñas con alguna sustancia antes de tomarla él, aunque deberá ser la autopsia la que confirme la causa exacta de las muertes. El presunto asesino, de unos 35 años, tenía un régimen de visitas de las menores reconocido judicialmente durante los fines de semana y una orden de alejamiento por maltrato para evitar el contacto con su expareja y madre de las menores. Tenía pendiente este 10 de abril un juicio por malos tratos y amenazas. Además, el juez había ordenado la colocación de una pulsera de seguridad para evitar el contacto con la mujer, quien se negó en varias ocasiones a denunciarlo e incluso solicitó retirar las medidas cautelares.De confirmarse el caso como violencia vicaria se elevarían a 54 los niños víctimas de lña violencia machista desde 2014.

La mujer tiroteada en Málaga, un caso de violencia machista

El ministerio de Igualdad elevó ayer a seis las mujeres presuntamente asesinadas por violencia de género por sus parejas o exparejas este año, tras confirmarse el caso de la de 49 años asesinada de un tiro el domingo por su excompañero sentimental en Málaga. Así, el número de víctimas muertas por esta lacra social asciende a 1.246 desde 2003, cuando se empezaron a recabar datos. Por otro lado, un hombre de 41 años fue detenido por la Ertzaintza ayer en Vitoria acusado de agredir y secuestrar durante horas a su expareja, de la que tiene vigente una orden de alejamiento por otros episodios de violencia machista. La víctima logró escaparse y pedir auxilio.

tracking