SEGRE

SUCESOS TRAGEDIA

Cuatro fallecidos en Toledo por la mala combustión de una estufa

Los cuerpos, hallados en el mismo domicilio, estaban en estado de descomposición

Treballadors d’una funerària arribant al lloc dels fets dimarts a la nit.

Trabajadores de una funeraria llegando al lugar de los hechos la noche del martes. - EUROPA PRESS

Publicado por

Creado:

Actualizado:

La mala combustión de una estufa de gas butano podría ser la causante de la muerte de cuatro personas, tres hombres y una mujer de entre 46 y 64 años, cuyos cuerpos fueron hallados la noche del martes sin vida y en avanzado estado de descomposición en el interior de una vivienda del casco histórico de Toledo.

Los cuatro fallecidos, que las autopsias revelaron que murieron debido a una intoxicación por monóxido de carbono, se encontraban en tres cuartos diferentes de la vivienda y se estaban en avanzado estado de descomposición, presentando uno de ellos peor estado que el resto. Se trata del hombre en cuya habitación estaba la estufa, que cuando entraron los agentes policiales a la vivienda aún estaba con el interruptor de encendido accionado, aunque ya no había llama porque se había consumido el gas, según indicó el jefe Superior de Policía de Castilla-La Mancha, Javier Pérez Castillo. La voz de alarma la dio ayer una mujer que alertó al 112 solicitando ayuda porque hacía días que no tenía noticias de un conocido suyo y sospechaba que le hubiera ocurrido algo. Según las primeras informaciones recabadas, la última vez que se vio con vida a alguno de los fallecidos fue el viernes 15 de marzo, si bien hasta el momento nadie ha presentado denuncias por desaparición de conocidos o familiares, más allá de la llamada de esta mujer al 112. A raíz de este aviso, se desplazaron hasta la vivienda, situada en un bajo del número 12 de la Cuesta de Santa Leocadia, varias patrullas de la Policía Nacional y la Policía Local que fueron los que hallaron los cuerpos. Al parecer el domicilio estaba alquilado y, a su vez, se subarrendaba por habitaciones, un detalle que pudieron deducir toda vez que cada uno de los tres cuartos tiene un cerrojo por dentro. En la vivienda, también hay una cocina, un baño y un patio interior, que fue por donde pudieron acceder los bomberos para descubrir los cadáveres, cada uno en sus habitaciones: un hombre en una habitación, otro hombre en otra habitación y un hombre y una mujer en la tercera.

tracking