SEGRE

ESQUÍ BALANCE

El mal tiempo obliga a cerrar pistas en un día con poca afluencia de esquiadores

La fiesta de final de temporada en Espot que se celebró ayer.

La fiesta de final de temporada en Espot que se celebró ayer.FGC

Publicado por

Creado:

Actualizado:

El mal tiempo obligó ayer a cerrar pistas en las cotas altas de las estaciones de esquí del Pirineo en el último sábado de la temporada. Asimismo, en Port del Comte, Espot y Port Ainé, la afluencia de esquiadores fue baja y, por ejemplo, solo unos 200 visitantes se acercaron a la estación del Solsonès. En Boí-Taüll, una tormenta eléctrica provocó que se fueran cerrando los telesillas y telesquís, aunque se celebraron con normalidad los actos del campeonato de veteranos. En Baqueira cerraron a mediodía la zona de la Bonaigua y las partes altas por el viento. Aproximadamente a las 14.00 horas quedaban 46 kilómetros esquiables (de los 152 esquiables), aunque empezaron la jornada con todas las instalaciones abiertas. En Espot, donde cerraron las pistas que se encuentran a más de 2.000 metros de altura, tuvo lugar la fiesta de final de temporada. No obstante, en Port del Comte y Port Ainé no se registraron inclemencias meteorológicas severas y mantuvieron todas las pistas y remontes abiertos.

Cabe recordar que el fin de semana pasado, en plena campaña turística de Semana Santa, el fuerte viento (con rachas que llegaron a los 96,8 kilómetros por hora en Boí) ya provocó que se cerraran pistas en las cotas altas.

tracking