SEGRE

CAZA MOVILIZACIÓN

El Govern seguirá exigiendo notificar las batidas pese a la 'huelga' de cazadores

La conselleria de Acción Social solo se aviene a tratar de simplificar el procedimiento

Concentración de protesta de cazadores el domingo en Oliana.

Concentración de protesta de cazadores el domingo en Oliana.

Creado:

Actualizado:

La Generalitat seguirá exigiendo a los cazadores que notifiquen con antelación dónde y cuándo organizarán batidas a través de una aplicación informática, a pesar de la huelga de caza iniciada el domingo para protestar contra esta medida (como avanzó ayer SEGRE). El departamento de Acción Climàtica defendió ayer que la obligación de comunicar las cacerías de jabalíes “garantiza la seguridad” de todas las personas que acuden a los bosques, “incluyendo los cazadores”. La conselleria solo se aviene a simplificar el procedimiento para hacerlo.

Acción Climática propone que, en lugar de comunicar la localización exacta de las batidas mediante coordenadas para geolocalizarlas, los cazadores solo tengan que aportar “el nombre de la zona donde cazan”. Asimismo, anunció que prepara un protocolo de “protección delos cazadores” junto con los Agentes Rurales y los Mossos d’Esquadra. Con ello pretende evitar que colectivos contrarios a la caza usen los datos sobre fechas y lugares de batidas para tratar de impedirlas.Sin embargo, los contrarios a notificar las batidas argumentan que esta medida es inútil, ya que los cazadores pueden desplazarse en función de los rastros que siguen.

Añaden que cazan dentro en los límites de cotos donde tienen permiso para hacerlo, y consideran que la nueva exigencia de la administración es un agravio comparativo respecto a excursionistas, ciclistas, boletaires y otros colectivos que no tienen la obligación de comunicar sus actividades. Asimismo, aseguran que la aplicación informática para comunicar cacerías no cumple con las normas de protección de datos e incluso permite suplantar a cazadores. La conselleria espera organizar nuevas reuniones con la Federació de Caça y la Agrupació de Societats de Caçadors para buscar acuerdos que permitan “iniciar la caza del jabalí con normalidad”.

Estos animales ocasionan daños a cultivos de maíz en el Pirineo. Los cazadores amenazan con extender su huelga y dejar a partir de octubre de cazar conejos, que dañan fincas en el llano de Lleida.

tracking