SEGRE

Fbex, la promotora del edificio calcinado en Valencia, también construyó en Tàrrega y Balaguer

Durante los años de la burbuja inmobiliaria

Imatge de l'edifici de ValènciaROBER SOLSONA - EUROPA PRESS

Lleida

Creado:

Actualizado:

Fbex, la promotora catalana que el año 2005 iniciaba las obras del edificio que quemó completamente en Valencia y en la cual murieron diez personas, promovió varias construcciones en Lleida. Al menos habría promovido construcciones en Tàrrega y Balaguer y también lo habría anunciado en Fraga.

Una de ellas, la de Tàrrega, la construyó Ploder Uicesa, empresa que nació en el año 2006 de la fusión de Ploder y Uicesa. Esta última, precisamente, fue la empresa que construyó el bloque incendiado del barrio de Campanar de Valencia.

El año 2007, SEGRE publicaba que la promotora Fbex iniciaba la construcción de 35 viviendas en Tàrrega, de dos y tres habitaciones, con plazas de parking, y que acabaría el año 2009. Se trata de un edificio situado en la calle Guàrdia Civil de la capital del Urgell, que tenía que contar con domótica y las últimas tendencias tecnológicas. A día de hoy este bloque está en ejecución hipotecaria. De hecho, el año pasado la fundación Dinamo de Tàrrega planteó el año pasado crear una cooperativa de viviendas. Lo explicaba aquí NovaTàrrega.

Además, la misma promotora construyó entre los años 2008 y 2009 30 viviendas en Balaguer, de una superficie total construida de más de 6.000 metros cuadrados, en la avenida Països Catalans. En la capital de la Noguera, Fbex Promo Inmobiliaria llegó incluso a tener oficina comercial, algo habitual cuando una promotora inicia nuevo proyecto. Estaba ubicada en el paseo de la Estación de Balaguer, cerca del edificio.

Un año antes, en el 2006, Fbex anunciaba la construcción de 250 pisos en Fraga. En el anuncio la empresa aseguraba que en la construcción se utilizarían materiales de gran calidad y con los mejores acabados. En este caso, tal como explica Heraldo de Aragón, nunca se llevaron a cabo.

Fbex finalizó la actividad en el 2011, por culpa de las deudas que contrajo durante la burbuja inmobiliaria.

tracking