SEGRE

Pedirán archivar la causa por el lanzamiento de conejos vivos en una protesta campesina en Lleida en marzo de 2023

Después de que declaren al juzgado representantes de UP, Asaja, FCAC y JARC a raíz de la denuncia de PACMA y Lex Ànima

Joan Caball, de UP, atiende los medios de comunicación ante los juzgados de LleidaIgnasi Gómez / ACN

Publicado por
Redacció
Alcoletge

Creado:

Actualizado:

Representantes de Asaja-Lleida, UP, JARC y FCAC han declarado este miércoles ante el juzgado de Instrucción número 4 de Lleida. Lo han hecho después de la denuncia que presentó PACMA y Lex Ànima por un supuesto delito de maltrato animal durante la protesta campesina que promovieron las cuatro organizaciones agrarias, el 3 de marzo de 2023, y en la cual se lanzaron conejos vivos en la sede de Acción Climática. Después de declarar, Pere Roqué (Asaja), Joan Caball (UP), Ramon Sarroca (FCAC) han explicado que han defendido que no se puede atribuir los hechos investigados a los sindicatos y entidades convocantes de la manifestación y han negado el maltrato de los conejos. Así, prevén que cada abogado (también el de JARC) pedirá archivar la causa.

Joan Caball, de Unió de Pagesos, ha explicado ante la jueza que instruye el caso que, el 3 de marzo de 2023, convocaron una movilización por pedir medidas contra la sobrepoblación de conejos que provoca daños en los campos de Ponent, pero "no dimos ninguna indicación a nadie para que llevara una cosa u otra. Hasta aquí ha sido nuestra declaración". Caball ha indicado que los abogados de las cuatro organizaciones agrícolas pedirán archivar la causa. "Por lo que hemos visto, cada abogado entregará el viernes un escrito para pedir que se archive del caso porque no se puede acusar de los hechos a una entidad jurídica", ha precisado.

Con respecto al presidente de Asaja-Lleida, Pere Roqué, ha negado ante la jueza las acusaciones y ha indicado que solicitarán también el archivo de la causa. Además, ha aprovechado para cargar contra las organizaciones animalistas que los denunciaron. "Aquí se demuestra su inoperancia de querer denunciar cuándo nosotros tenemos un problema grave a las explotaciones agrarias. Ningún partido animalista nos parará de sacar los tractores a las carreteras. Y como le he manifestado a la jueza, nunca ningún campesino maltrata ningún animal. Eso se lo tendrían que hacer ver estos partidos y entidades animalistas que entran a nuestras explotaciones sin permiso, las cuales nos pueden contaminar nuestros animales y lo único que hacen es entorpecer un trabajo ancestral como la ganadería y el campesinado del país. Lo que pedimos es que sepan poner denuncias y que se archive el caso", ha lanzado Roqué.

Por su parte, Ramon Sarroca, de la Federació de Cooperatives Agràries de Catalunya (FCAC), ha dicho que han explicado la "verdad" en su declaración. "No vimos que se matara conejos ni tampoco instigamos a nadie a que matara. Fue una manifestación pacífica. Supongo que los abogados pedirán conjuntamente archivar de la causa. Creemos por el bien de todo el mundo que aquí se acaba todo".

Por otra parte, también ha declarado por los hechos el representante de JARC, que no ha hecho declaraciones ante los medios de comunicación.

Concentración de apoyo

Medio centenar de payeses han mostrado su apoyo a las personas que han tenido que declarar con una concentración en las puertas de los juzgados de Lleida. Ramon Boleda, de la plataforma Pagesos o Conills, ha explicado que promovieron la manifestación del 3 de marzo, pero fueron los sindicatos y organizaciones agrícolas que firmaron el permiso para materializar la protesta. "Por este motivo, nosotros no estamos citados a declarar y ellos sí. Nos sentimos responsables y por eso hemos organizado una concentración para darles apoyo", ha dicho.

Con respecto a la denuncia de las entidades animalistas, Boleda ha dicho que las acusaciones son "totalmente infundadas". "Es verdad que exhibimos los conejos, pero han llegado a decir que los torturamos o que queríamos hacerles daño de manera premeditada. Todo eso es mentira". Boleda ha defendido que la "idea premeditada era liberar los conejos en los jardines de la Seu Vella, pero las cosas se estropearon y alguien dijo "tirémoslos dentro del departamento. Algunos animales se tiraron a dentro y después a fuera, pero en ningún momento se torturó ningún conejo. Se recuperaron y llevaron a la Universidad de Lleida. No murió ninguno".

Durante la concentración se ha hecho lectura de un manifiesto para exigir medidas contra la problemática de los conejos.

tracking