SEGRE

TRIBUNALES INVESTIGACIÓN

Primera declaración judicial de las directivas del geriátrico de Tremp

En una de las dos causas abiertas tras la muerte por Covid de 64 residentes

También declaran como imputados un responsable de la diócesis y un exalcalde

Imatge d’arxiu de la residència Fiella de Tremp.

Imagen de archivo de la residencia Fiella de Tremp. - SEGRE

Creado:

Actualizado:

En:

El juzgado número 1 de Tremp ha citado a declarar el próximo lunes a la exdirectora y a la exresponsable de Higene Sanitaria de la residencia Fiella de Tremp, el geriátrico donde en noviembre de 2020 hubo un brote de Covid-19 que acabó con la vida de 64 de los 142 usuarios en solo un mes, según ha podido saber este periódico. Será la primera vez que comparecen ante el juez –tras la denuncia que interpuso la Fiscalía en febrero de 2022– pero no será por la causa abierta por el delito de homicidio imprudente y trato degradante por la muerte de 64 usuarios sino por la investigación abierta por un delito contra la seguridad de los trabajadores. En este sentido, cabe recordar que empleados que declararon como testigos explicaron que no había ningún tipo de control, no tenían material de protección y no había sectorización de los espacios.

Además de la exdirectora del geriátrico, R.N., y la exresponsable de Higiene Sanitaria, M.R.N.O, la jueza también ha citado a declarar como investigados a los miembros del Patronat de la Fundació Sant Hospital de Tremp. Será el próximo martes y comparecerán tras la querella que interpuso contra ellos la propia exdirectora. Se trata de Joan Ubach, exalcalde de Tremp; Josep Maria Mauri, vicario general del obispado de Urgell, y J.S. Cabe recordar que en junio del año pasado trascendió que dos monjas habían presentado querellas en las que se asegura que el Patronat de la fundación falsificó sus firmas para atribuirles responsabilidades que no tenían. 

Se trata de la madre superiora del centro, ya fallecida, y la exresponsable higienicosanitaria –también imputada–. Asimismo, dos trabajadoras también presentaron una querella contra el centro por celebrar la ‘castanyada’ sin mascarillas 20 días antes del brote. Denunciaron que incumplieron las medidas sanitarias y pusieron en riesgo a empleados y residentes. Añadieron que trabajaban hasta 70 horas semanales.

“Hubo un descontrol total”, aseguraron los testigos

■ Hace más de un año y medio que declararon como testigos los mossos d’esquadra que se hicieron cargo de la investigación, la entonces gerente de Salud en las regiones sanitarias de Lleida y Alt Pirineu i Aran, Divina Farreny, y la directora que se encargó del centro cuando este fue intervenido por Salud, Elena Badia, que corroboraron que “hubo un descontrol total”, según informó entonces el abogado Xavier Prats, que representa a tres familias de usuarios fallecidos y que en la causa de los trabajadores ejerce la acusación popular. La mayoría de trabajadores señalaron que no tenían material y que había pacientes que pedían ayuda. En su querella, el Ministerio Público describió una “residencia de los horrores” en la que los internos pasaban hambre, sed y frío durante el brote.
tracking